Lula, el carismático líder servidor

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff17 Abr 2018 Hits:570

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:424

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:447

¿Organizarnos?

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva10 Abr 2018 Hits:409

Nuestras cacerías de migrantes

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen10 Abr 2018 Hits:416

El presidente pasmado

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman10 Abr 2018 Hits:370

¿Por qué el PRI no expulsa a Duarte Jáquez? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Carlos Mario Alvarado/Oserí   
Domingo 18 de Diciembre de 2016 18:47
 
• Detrás de ello está el delito electoral del ex gobernador en complicidad con la CFE 
• Ambas entidades violaron la ley y dejaron una deuda de mil 600 millones de pesos.
 
A pocos meses de dejar el poder, César Duarte Jáquez, ahora ex gobernador de Chihuahua, consiguió, en contubernio con la Federación, un “apoyo” a su campaña electoral a través de la Comisión Federal de Electricidad introduciendo un subsidio temporal a las tarifas del servicio, el cual iniciaría dos meses antes y concluiría dos meses después de los comicios, con un costo de 220 millones de pesos.
 
Esta intervención federal directa se realizó con trampa doble: primero, porque tal convenio con la paraestatal se firmó a sabiendas de que la administración de César Duarte se había negado a pagar desde hacía dos años, los subsidios otorgados al campo en 2014 y en 2015. Además, se debían más de 600 millones de pesos por el servicio de energía eléctrica consumida por los edificios públicos, semáforos, etc., durante los últimos meses, según ha revelado el director actual de Administración de Hacienda, Guillermo Luján Peña, a quince días de haber tomado posesión del cargo, en el gobierno de Corral.
 
Además, ambos --Duarte y el entonces titular de la CFE Enrique Ochoa Reza (ahora presidente nacional del PRI) firmaron un convenio que no cumplirían: La CFE le renueva el crédito a un consumidor que no le ha pagado en tres años, sin que le pague lo anterior, y el Gobierno del Estado acepta una deuda a sabiendas que no va a pagar. 
 
Además, ambos –en rueda de prensa– ocultaron la información a los “beneficiarios” acerca del costo de este convenio y las condiciones en que se generó. Al contrario, ambos “lubrican” las bondades de la administración estatal, en pleno año electoral, y deliberadamente mienten al asegurar que tal convenio constaría sólo de 220 millones de pesos cuando la deuda era siete veces mayor. 
 
CONFLICTOS LEGALES: 
 
Tal convenio fue ilegal. El Presupuesto de egresos del gobierno del Estado 2016 (1) le impedía al Gobernador otorgar subsidios sin contar con suficiencia presupuestaria. Tal y como lo mandata el artículo 29 en su fracción III y IV del artículo vigésimo noveno:
 
III.- Apegarse a los Lineamientos de Programación y Presupuestación, así como a las demás disposiciones que emita la Secretaría.
IV. Alinearse al Plan Estatal de Desarrollo 2010-2016.
 
Por su parte, el ex director de la CFE y actual presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, también violó el “CÓDIGO DE ÉTICA DE LA COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD, SUS EMPRESAS PRODUCTIVAS SUBSIDIARIAS Y EMPRESAS FILIALES” vigente desde 2015 (2) , al poner en riesgo el patrimonio de la paraestatal y la transparencia.
 
Sobre todo, Ochoa Reza violó las directrices sobre “blindaje electoral”(3) emitidas desde 2014, en el que se prohibe al personal utilizar recursos de la paraestatal cuyos objetivos son:
 
“Evitar que los servidores públicos, de manera consciente o sin saberlo, hagan uso indebido de su puesto, funciones, tiempo o recursos asignados, para beneficiar o perjudicar a quienes participan como actores políticos en el proceso electoral.”
 
En este documento interno de la CFE denominado: “Guía de apoyo para el cumplimiento del blindaje electoral 2014” establece que tendrán personal para recibir y canalizar las quejas y en su caso turnarlas a la Fiscalía especializada en delitos electorales, mejor conocida como FEPADE. 
 
Cabe recordar que Enrique Ochoa Reza presentó su renuncia voluntaria como director de la CFE el 16 de junio pasado para convertirse en titular del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pero cobró ilegalmente como liquidación 1 millón 200 mil pesos, cuyo hecho fue divulgado por diferentes medios nacionales como la revista Proceso, Aristegui Noticias y Animal político, entre otros.
 
Tal vez por estas razones, las nuevas autoridades de la CFE inmediatamente aceptaron “negociar” el monto de la deuda que tiene el gobierno del estado, según informó el ejecutivo estatal, Javier Corral, quien calificó a la paraestatal como “corresponsable” de este crédito que suma 1 mil 600 millones de pesos. 
 
Ante este panorama, esperar a que el presidente del PRI expulse a César Duarte de ese partido se antoja como imposible. Pero, ya veremos... 
________________
Última actualización el Domingo 18 de Diciembre de 2016 19:11