Marichuy: Un viento fresco

Ernesto Camou Healy - avatar Ernesto Camou Healy18 Ago 2017 Hits:5

72 años

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján16 Ago 2017 Hits:10

Indigenizarse

 Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva14 Ago 2017 Hits:11

Jaime va a la guerra

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen14 Ago 2017 Hits:10

El Pétain mexicano

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman14 Ago 2017 Hits:10

La “democracia” de los sinvergüenzas

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff14 Ago 2017 Hits:13

La impunidad del diputado y dueño del PT en Chihuahua PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Alejandro Salmón   
Viernes 25 de Noviembre de 2011 12:38

 El que alguien deba tres millones 527 mil 563 pesos por concepto de Impuesto Predial revela dos cosas: que es mucho muy rico como para hacerse de tantas propiedades que causen un impuesto de esa cuantía y, segundo, que aun cuando tiene dinero, no le da su gana cumplir con sus obligaciones fiscales. 

Si a eso le agregamos que quien debe esa cantidad gana mensualmente casi 70 mil pesos por sentarse en una curul en el Congreso del Estado, la desfachatez es aún mayor. 
Lo peor del caso es que Rubén Aguilar Jiménez, diputado y dueño del Partido del Trabajo, deudor de esa enorme suma por concepto de predial, no hace ni el menor intento por pagar; por el contrario: se dice víctima de una campaña orquestada desde los medios de comunicación (¡?). 
Como si los medios de comunicación hubiéramos inventado que el Partido del Trabajo sólo ha postulado a miembros de su familia para que encabecen la lista de candidatos a diputados plurinominales. 
Desde hace cinco legislaturas, por lo menos un miembro de la familia Aguilar-Gil ha ocupado una curul—o dos, como en la 61ª—en el Congreso local. Pero esa es otra historia. 
 
Lo grave es que el Ayuntamiento a cargo del priísta Marco Adán Quezada ya había dado a conocer un adeudo por 3 millones 52 mil 195 pesos de impuesto predial (El Diario de Chihuahua, 2 de agosto del 2010). 
 
Un año después, Aguilar Jiménez aún debe esa cantidad ¿por qué no le habían cobrado? ¿por qué hasta ahora no habían sacado a remate todos los terrenos que le habían embargado? 
 
Según la publicación de remate que hizo el Ayuntamiento en agosto del año pasado, el adeudo se originó desde el año de 1998, por cierto, cuando Rubén Aguilar ya era diputado. 
 
De entonces a la fecha, Aguilar Jiménez ha sido diputado federal y dos veces más diputado local, y ni así le dio por pagar el predial de los terrenos que posee en la colonia Nuevo Triunfo, por los cuales ya adeuda más de 10 años de ese impuesto, y la que debe además por la propiedad que tiene en el exclusivo fraccionamiento “Puerta de Hierro”.
 
Ahora entendemos por qué la gente que le opera a Andrés Manuel López Obrador no quiere ni cerca a Rubén Aguilar. Lo que nos deben explicar los priístas es por qué lo “juntaron” para hacer campaña ¿a eso le llaman “cultura de la legalidad?
 
P.D. ¿No fue Marco Adán Quezada el que dijo que en el PT había "varias corrientes políticas"? Esa simpática expresión la hizo el ahora alcalde cuando estaba por dejar la presidencia del PRI para buscar el cargo que ahora ostenta. Lo único que provocó con su comentario fue una sonora carcajada de todos los reporteros y reporteras que cubrían la conferencia de prensa. 
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: