Lula, el carismático líder servidor

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff17 Abr 2018 Hits:763

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:578

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:590

¿Organizarnos?

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva10 Abr 2018 Hits:555

Nuestras cacerías de migrantes

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen10 Abr 2018 Hits:567

El presidente pasmado

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman10 Abr 2018 Hits:509

Sicilia: El Ejército estuvo en la desaparición de los 43 PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Sinembargo.mx   
Lunes 05 de Enero de 2015 20:28
DF-- Javier Sicilia Zardain, dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), dijo que elementos del Ejército Mexicano habrían participado en la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, ocurrida hace 100 días y consideró que negarlo “es una idiotez”.
 
“Yo creo que sí está allí. No el Ejército completo, pero es que el problema es que la clase política no ha querido asumir que el narcotráfico, el crimen organizado no son los cárteles; es algo mucho más perverso y terrible y que no han querido asumir que se acerca a una nueva forma de totalitarismo, a través de redes relacionadas con líderes políticos, con gente del Ejército, la policía, los tres poderes del nivel también de la Federación”, dijo Sicilia Zardain a Ricardo Rocha, en Radio Fórmula, al ser cuestionado sobre la nueva hipótesis que sugiere la participación de elementos castrenses en los hechos ocurridos en Iguala el 26 de septiembre.
 
Los padres de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre pasado han insistido en que el Ejército abra los cuarteles para buscar allí indicios de sus hijos. De acuerdo con distintos informes, el día de su desaparición, en Iguala se encontraban distintas fuerzas del Estado mexicano, y no sólo policías locales que son los que, de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), fueron los que entregaron a los estudiantes al crimen organizado.
 
Además, este fin semana se dio a conocer una línea de investigación en la que trabajan los investigadores Jorge Antonio Montemayor Aldrete, del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Pablo Ugalde Vélez, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Atzcapotzalco, la cual sugiere que probablemente los cuerpos de los estudiantes habrían sido llevados a crematorios del Ejército o privados.
 
Al respecto, el poeta y activista consideró:
 
“Decir que no fue el Ejército es una idiotez porque todos los sectores están corrompidos. No es el Ejército en mayúsculas; hay sectores del Ejército en donde están impolutos, en donde hay sectores en el espacio político, pero son personas que son honestas y que están haciendo bien su trabajo. El problema es que se ha corrompido a demasiados sectores”.
 
Sobre la desaparición de los normalistas, dijo  que es imposible aceptar “que los estudiantes desaparecieron como si no hubieran existido y no hubiera huella de su paso en este mundo”. Agregó que es inaceptable “lo que nos están proponiendo como realidad, cuando se trata de una acusación al Estado, absolutamente”.
 
Sicilia comentó que no se puede apostar al olvido porque eso sería un crimen mayor, “porque es enterrar a la gente en la fosa común de la memoria y quien olvida es un criminal [...] No podemos olvidar que debemos exigir que tienen que aparecer […] es inconcebible, es inimaginable porque la memoria que podemos tener y con la que se está trabajando y con la que han caminado los padres de Ayotzinapa es ‘queremos verlos, dónde están y si no están seguiremos insistiendo’, porque no puede haber memoria donde no hay nada”.
 
El domingo, el doctor Jorge Antonio Montemayor dijo a la periodista Sanjuana Martínez que su hipótesis sobre la participación del Ejército “es bastante probable porque los estudiantes pueden haber sido incinerados en crematorios modernos del Ejército o de empresas privadas, con instalaciones suficientemente grandes y con morgue”.
 
El grupo de investigadores es el mismo que el pasado 10 de diciembre desmontó la versión de la Procuraduría General de la República (PGR) que aseguraba que los estudiantes desaparecidos habían sido incinerados en un basurero del municipio de Cocula. Por ahora, están realizando una búsqueda de información sobre la actividad de los crematorios militares a través no sólo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sino de otras instancias relacionadas con el abastecimiento de gas a las instalaciones militares en Guerrero.