Ubican segundo predio en Coahuila donde explotaban a 209 jornaleros PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Lepoldo Ramos, Martín Sánchez/La Jornada   
Sábado 22 de Agosto de 2015 08:03
 
Saltillo---Autoridades estatales de Coahuila encontraron un segundo campo agrícola en el municipio conurbado de Ramos Arizpe, donde 209 personas (15 menores, 20 ancianos y 174 adultos) trabajaban jornadas hasta de 15 horas de lunes a domingo, vivían en condiciones insalubres y de hacinamiento y no recibían el pago por la cosecha y empaque de cebollas y calabazas.
 
Con éstos, suman 307 jornaleros que laboraban en esas condiciones, de los cuales 78 son niños y adolescentes, dos tienen dos años y uno ocho, que acompañaban a sus padres; además 20 ancianos con deshidratación y picaduras de chinches y dos jóvenes embarazadas, informó la titular de la Procuraduría de los Niños, Niñas y de la Familia en Coahuila, Yezka Garza Ramírez.
 
La noche del jueves, en el predio Santa Cruz, perteneciente a la empresa Prokarne, fueron aseguradas 209 personas –la mayoría indígenas–, de las cuales 15 son menores de entre 14 y 17 años que se suman a los 63 rescatados el miércoles en el rancho El Pedregal, propiedad de la misma compañía.
 
Las autoridades aseguraron que en el terreno El Pedregal había unos 200 niños y adolescentes realizando trabajo de adultos, pero la mayoría huyó cuando los funcionarios llegaron a inspeccionar.
 
Los menores se encuentran en resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y entre ellos hay un niño de ocho años y dos de dos años que no trabajaban y permanecían en los ranchos en compañía de sus padres, quienes laboran en la pizca y en la cocina.
 
Garza Ramírez precisó que también hay dos jóvenes de 20 y 22 años embarazadas, que reciben atención médica. Una de ellas nos dijo que llegó preñada de su pueblo en Veracruz y la otra se embarazó en el campo agrícola, comentó.
 
La funcionaria dijo que los menores están en resguardo de las autoridades, pero los adultos permanecen por su voluntad en un albergue temporal habilitado en instalaciones deportivas del gobierno estatal, en Saltillo.
 
El titular de la Secretaría de Gobierno en la entidad, Víctor Zamora, informó que los campos agrícolas de El Pedregal y Santa Cruz, en el ejido Estación Higo de Ramos Arizpe, pertenecen a la empresa Prokarne, propiedad de Óscar Lozano Chávez.
 
Yezka Garza explicó que los menores y adultos del predio Santa Cruz eran obligados a trabajar jornadas superiores a las que fija la ley, recibían poca comida y dormían hacinados y en condiciones insalubres.
 
Eran concentrados en las bodegas conocidas como galeras; las condiciones de higiene no eran adecuadas, no tomaban agua potable, era de una acequia concentrada con sal para evitar que se deshidrataran; les daban dos raciones de comida al día a base de lentejas, frijol, sopa de pasta; muy pocas veces les daban pollo. Tenían dos regaderas, dos baños y trabajaban jornadas laborales de entre 12 y 15 horas, detalló.
 
Enganchaban a menores
 
Los menores que laboraban en el rancho El Pedregal fueron descubiertos el miércoles luego de que un padre originario de San Luis Potosí, pidió apoyo al DIF Coahuila para recuperar a su hija de 15 años, quien escapó con su novio y ambos acudieron a trabajar a ese campo agrícola. El hombre advirtió a las autoridades que en ese sitio había más niños y adolescentes.
 
Los predios El Pedregal y Santa Cruz se localizan a unos 30 kilómetros de Saltillo a orillas de la carretera que conduce a Monclova. En los campos agrícolas Prokarne siembra trigo, alfalfa, cebollas, tomates y calabazas.
 
Los jornaleros son originarios de Hidalgo y Veracruz, la mayoría, y también de Tamaulipas, San Luis Potosí y Coahuila. La Comisión Estatal de Seguridad detuvo a seis capataces y a un hombre identificado sólo como Fidel, quien en las investigaciones de la procuraduría estatal aparece como el principal enganchador de los menores jornaleros en Hidalgo.
 
La procuradora de los niños, niñas y la familia indicó que los menores fueron contratados para trabajar tres meses con la promesa de pago de 200 pesos diarios, pero muchos tenían más de un mes de no recibir salario y cuando esto ocurría era por la mitad de lo convenido.
 
Herminio Garza Palacios, secretario general de Gobierno, en Tamaulipas, informó que Jorge Torres Castillo, de 45 años, y dos de sus hijos de 15 y 12 años, originarios del municipio de Altamira, eran explotados en campos agrícolas de Ramos Arizpe. Aseguró que actualmente permanecen en un albergue.
Última actualización el Sábado 22 de Agosto de 2015 08:19