El lugar de las cosas olvidadas

Francisco Ortiz Pinchetti - avatar Francisco Ortiz Pinchetti22 Jun 2017 Hits:6

¿Donde empezó?

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján21 Jun 2017 Hits:6

Suprimir el nefasto PREP

Francisco Ortiz Pinchetti - avatar Francisco Ortiz Pinchetti19 Jun 2017 Hits:5

Cuesta arriba

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva19 Jun 2017 Hits:8

¡Ríndanse!

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman19 Jun 2017 Hits:8

Carta de un profesor jubilado al secretario de la SEP PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Ruperto Ortiz Gámez   
Sábado 05 de Diciembre de 2015 11:37
 
El Profesor Ruperto Ortiz Gámez está en la lista de los 50 mejores maestros de México en la Historia educativa de este país.  Es un maestro jubilado egresado de la prestigiada Escuela Normal Rural de San Marcos,  en el Municipio de Loreto, Zacatecas, en Junio de 1964.
 
Se retiró del servicio docente en Agosto de 2009 después de haber trabajado ininterrumpidamente durante 45 años.  Fue maestro de grupo y director de escuela primaria, maestro de grupo y director en dos escuelas secundarias y, los  últimos 30 años, Director con horas clase frente a grupo de una Normal Experimental, en Nieves, Zacatecasa pesar de que tuvo derecho a sólo dirigir el plantel.
 
Me consta que cumplió con su deber para con los niños, los jóvenes y el pueblo, a los que nunca les regateó tiempo y esfuerzo, pues  les dio desinteresadamente miles de horas extras de trabajo.
 
El plantel de educación Normal que dirigió nunca trabajó los 200 días del calendario escolar, es decir la escuela bajo el mando del Profr. Ruperto laboraba 30 o hasta 35 días más de manera extra, pues era costumbre laborar la mayoría de los sábados que estaban dentro del periodo que no fueran de vacaciones.
 
Es por eso que se afirma que por conocer el sistema educativo nacional y su forma de funcionamiento además de la forma en que ha funcionado a través de su desarrollo histórico en México, tiene autoridad moral para expresarle al Secretario de Educación Pública en México algunas consideraciones sobre la llamada Reforma Educativa.
 
 
Carta Resumida
 
Aurelio Nuño Mayer
 
Secretario de Educación Pública
 
Secretaría de Educación Pública
 
México, D. F.
 
 
Sr. Secretario:
 
1.- NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO ESTÁ EN CRISIS.-  Son muchos los problemas que aquejan actualmente a nuestro sistema educativo:
se  cuentan por millones los mexicanos que no saben leer ni escribir, se cuentan por millones los niños que desertan de la primaria y jóvenes que desertan de la secundaria; se cuentan por millones los jóvenes que no pueden estudiar la educación media superior y superior. Se cuentan por miles los edificios escolares de jardines de niños, primarias, secundarias y normales, que carecen de infraestructura, Altos índices de reprobación escolar, bajo rendimiento escolar en todas las asignaturas;  insatisfactoria formación humana (hábitos, sentimientos, virtudes y valores); en resumen, educación de mala calidad.
 
2.- LOS RESPONSABLES PRINCIPALES DE ESTA SITUACIÓN SON OTROS, NO LOS MAESTROS.-Indiscutiblemente que los maestros tienen  cierta responsabilidad de la mala educación existente. Pero no son los únicos responsables como los han estados haciendo aparecer el gobierno de la República, algunos de los principales medios de comunicación y algunos otros poderes fácticos  como “Mexicanos Primero”, las televisoras y el SNTE de las últimas décadas. Si se trata de  repartir responsabilidades el principal responsable ha sido el gobierno de la República, es decir, los últimos  Presidentes de la República y  Secretarios de Educación Pública.
 
La escuela mexicana es parte de la realidad mexicana. Y esa realidad mexicana se refleja necesariamente en el interior de la escuela. Todo, absolutamente todo lo que pasa fuera de la escuela repercute en su interior. Aunque los casos de “LAS CASAS BLANCAS” y otros escándalos parecidos se den en la Ciudad  de México, repercuten negativamente  en la sociedad y en las  escuelas de todo el país. Es decir, la escandalosa corrupción que padecemos repercute muy negativamente en el interior de las escuelas.
 
Se equivoca usted, se equivoca el Presidente de la República, se equivocan los lobos vestidos de Caperucita Roja de “Mexicanos Primero”, se equivocan las nada patrióticas televisoras, al responsabilizar a los maestros de “la mala calidad de la educación”, pues en el reparto de responsabilidades a ellos  corresponde la menor. Es muchísima mayor la responsabilidad que le corresponde sólo a la SEP, empezando por el Secretario del ramo y sus  cuerpos técnicos.
 
3.- NO SÓLO LOS MAESTROS DEBEN SER EVALUADOS.-   Deben serlo también  todas las autoridades educativas, empezando por usted -por aquello de que “el que es buen juez, por su casa empieza”-, la dirección nacional del SNTE, las televisoras, “Mexicanos Primero” y todos los que han acaparado en su provecho las riquezas del país, diputados, senadores, secretarios de Estado, gobernadores, etc.  Si la evaluación ha de servir  para mejorar la  educación, HAY QUE EVALUAR TODO Y A TODOS  los que tiene que ver con la educación. Los maestros no son los únicos que tienen que ver directamente con la educación. Usted, los secretarios de Educación de los estados, los del INEE, cuerpos técnicos y demás, tienen mucho que ver en la educación. Por lo tanto, vale  la pena evaluarlos a todos ustedes para saber si son los “idóneos“. ¡Y seguramente que habría que ver si el Presidente de la República que tenemos es el “idóneo“! La evaluación no debería reducirse sólo a los maestros.
 
4.- SE ME HACE QUE LA EVALUACIÓN DOCENTE “TRAE COLA”
 
Sobre la evaluación para el ingreso al servicio profesional docente.-Usted ha dicho -palabras más, palabras menos- que el ingreso al servicio docente ya no será monopolio sólo de los egresados de las Escuelas Normales; que ahora podrán ingresar al servicio docente jóvenes que hayan estudiado en otro tipo de instituciones no formadoras de docentes; para escoger a los mejores, a los  “idóneos”. Que, ahora sí, los niños -que dizque son su única preocupación- van a tener los mejores maestros del mundo.
 
Dicen que “la burra no era arisca”… y tengo mis dudas: ¿No será que lo que realmente se propone el gobierno del que usted forma parte, es que la profesión de maestro deje de ser una profesión de Estado?
 
¿No será que su verdadero interés  es liquidar a las ESCUELAS NORMALES RURALES y de paso perjudicar a las demás Normales públicas?
 
¿O quieren favorecer a la iniciativa privada dueña de tantas escuelas normales particulares, empleando a sus egresados?
 
¿No pretenden alentar a los particulares para que pongan más escuelas-negocios, sabiendo que el gobierno les dará empleo a sus egresados?
 
¿No será, en fin, un paso más  -sólo un paso más-  para que  -más tarde o más temprano, con ustedes o los que les sucedan-  llegue la privatización de la educación hasta ahora pública?
 
Desde mi punto de vista,  la profesión de maestro debe seguir siendo una PROFESION DE ESTADO. Debe ser el Estado mexicano el encargado de formar  los maestros que educarán a los niños y jóvenes mexicanos.
 
Cuando una Escuela Normal extiende un título, está diciendo que aquel joven tiene los elementos necesarios para ejercer la  profesión. Resulta, por tanto, injustificado que, para darles  plaza, la SEP les  aplique un examen. Examen que, por otro lado, no garantiza, por sí sólo, la buena calidad de los maestros.
 
Sobre la evaluación para la permanencia y la promoción de los maestros en servicio.- Usted ha dicho que no es para perjudicarlos, ni para correrlos del servicio, sino para mejorarlos, que van a ganar mucho más, que se les van a respetar todos sus derechos laborales. Que la evaluación es para saber qué se está haciendo bien y qué se está haciendo mal; para brindarles la capacitación que necesiten. Pero, luego, a renglón seguido, dice  que los que no se presenten al examen serán retirados del servicio; que los que presenten y salgan bien tendrán asegurada una plaza por cuatro años; que volverán a presentar examen y si salen bien asegurarán otra plaza por otros cuatro años. Es decir, la seguridad en el empleo es por cada cuatro años, no por 30 o más. Luego amenaza  a los maestros diciéndoles que el que salga mal en tres exámenes, no se les despedirá, conservará su empleo, pero dejará de trabajar en el aula y realizará cualquier otra comisión.
 
Hay experiencias en México en este sentido que deberían aprovecharse. Cito sólo dos: la creación por don Jaime Torres Bodet del IFCM (Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, la Normal más grande de América Latina) y del CAM (Centro de Actualización del Magisterio). Estas dos instituciones tuvieron en su tiempo el mismo propósito que dice usted tiene la evaluación a los maestros en servicio: tener mejores maestros, mejor pagados, y una mejor educación. Don Jaime echó a andar el IFCM sin amenazar a los maestros. Sin temor, con gusto y por su propia voluntad, miles de maestros se inscribieron para hacer sus cursos de nivelación en los periodos de vacaciones. Por cada año de estudios que acreditaban les mejoraban su sueldo (una sexta parte), hasta nivelarlos en estudios y salario con los recién egresados de las Normales.
 
Agrego: Carrera Magisterial tuvo el mismo propósito, y tampoco  amenazaron a los maestros con despedirlos del servicio.
 
5.- LA POLÍTICA PARA LA APLICACIÓN DE LA REFORMA EDUCATIVA TIENE UN FUERTE TUFO A LA POLÍTICA DE “LA ZANAHORIA Y EL GARROTE”.
 
Ésta política ha sido típica de EE.UU., el país imperialista por excelencia, colonizador de pueblos. Estados Unidos ha utilizado tradicionalmente el garrote y la zanahoria en su relación con todos los países de América Latina. Entre ellos el nuestro, por supuesto. Utiliza primero la zanahoria y si no le da resultado utiliza el garrote.
 
Lo que está haciendo el gobierno de la República para la aplicación de la Reforma Educativa en general y de la Evaluación Docente en particular,  yo le encuentro mucha semejanza con esa política típicamente yanqui de la zanahoria y el garrote.
 
Y por este sólo hecho yo avizoro su fracaso. Porque una cosa tengo clara desde hace muchos años: ninguna reforma educativa -aun siéndolo de verdad- tendrá éxito sin la participación voluntaria y entusiasta de los maestros. Si van a participar sólo por miedo a perder el empleo o ganar más, la reforma y la evaluación fracasarán.
 
6.- SERÍA SALUDABLE QUE SE SENTARA A DIALOGAR CON LA CNTE.- Si tan bondadosa es la Evaluación Docente para los mismos  maestros  y, sobre todo, para  la educación de los niños, ¿por qué no se sienta a dialogar de frente con la CNTE?
 
Le aclaro: nada tengo que ver con la CNTE; tampoco con la dirección del SNTE. Sindicalmente he mantenido siempre una posición independiente. Siempre me he considerado miembro del Sindicato.
 
Si me atrevo a sugerirle que se siente de frente a dialogar con la dirección de la CNTE, es porque son ellos los que abiertamente se oponen a su Reforma Educativa y a la Evaluación Docente. Aunque seguramente no son los únicos. Estoy seguro de que fuera de la CNTE  hay muchos inconformes que no se manifiestan abiertamente.
 
Si usted se sienta a dialogar con ellos frente a las cámaras de la televisión, seguramente los convencerá de ¡la buena intención del gobierno, de las enormes bondades de toda la Reforma Educativa  y de la Evaluación Docente en particular!
 
Tampoco me parece razonable lo que últimamente ha declarado: que está dispuesto a dialogar con ellos, pero sólo sobre cómo aplicar la Reforma Educativa, no sobre la Reforma Educativa, porque  ésta -dice usted- no está a discusión. No se “eche tierra a los ojos“. La inconformidad de ellos no es sobre cómo se está aplicando la Reforma, sino sobre el contenido mismo de la Reforma, sobre la existencia misma de la Reforma.
 
Cierro este apartado recordándole la hermosa frase de Don Benito Juárez: “NADA POR LA FUERZA, TODO POR LA RAZÓN Y EL DERECHO”.
 
7.- ¿DE QUIÉN ES LA IDEA ORIGINAL DE ESTA REFORMA EDUCATIVA Y DE ESTA EVALUACIÓN DOCENTE? – le pregunto.
 
Sabiendo que muchos de nuestros técnicos, de nuestros sabios preparados en el extranjero, son muy afectos a copiar lo que en otros países (empezando por E.U.) están haciendo y sabiendo, además, que hemos tenido gobiernos muy dóciles a los dictados del gobierno norteamericano, del BM, del FMI y de la OCDE, tengo la inquietud de saber de quién fue la idea original de esta Reforma Educativa y de esta Evaluación Docente.Como estoy seguro de que usted sabe la respuesta, cómo le agradecería me lo hiciera saber.
 
 
 
Me he extendido porque el tema de la educación “me apasiona” -como ha dicho usted. Le ruego me disculpe por lo extenso de esta carta. Espero abra un espacio de su ocupado tiempo para leerla y otro para darme alguna respuesta.
 
Lo saludo respetuosamente.
 
Profr. Ruperto Ortiz Gámez.
 
Teléfonos: 01 (492) 92 2 26 93  y  044 (492) 172 53 55
 
Correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
Última actualización el Domingo 06 de Diciembre de 2015 15:35
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario:

Panorama de información educativa