Una ética para la Madre Tierra

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff21 Mar 2017 Hits:13

¿Que tipo de persona eres?

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján21 Mar 2017 Hits:11

El rumor y la muerte de Aristegui

Lydia Cacho - avatar Lydia Cacho15 Mar 2017 Hits:29

Cambiar mi cuerpo

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján15 Mar 2017 Hits:22

La capacidad de respuesta

 Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva13 Mar 2017 Hits:28

Cuatro dependencias del "independiente" PDF Imprimir Correo electrónico
Víctor Quintana Silveira
Miércoles 25 de Mayo de 2016 08:21
José Luis Barraza, candidato independiente a la gubernatura de Chihuahua está a punto de pasar a la historia. Para mal. No sólo porque será el primer candidato sin partido que contiende a tal puesto en el estado, sino y sobre todo por su empecinamiento. Por su terquedad en no  declinar en favor del candidato de verdadera oposición al duartismo mejor posicionado, Javier Corral.  Hasta ahora la actitud de Barraza concuerda totalmente con las intenciones de César Duarte de dividir a la oposición para mantener al PRI, a Serrano y a la impunidad en el Palacio de Gobierno de Chihuahua.
 
Barraza se proclama independiente a los cuatro vientos, fustiga a los partidos políticos y al gobierno y hace fervientes declaraciones de amor a Chihuahua. Sin embargo, todo esto es muy cuestionable. Comenzando porque, lejos de ser independiente, Barraza es controlado por una cuádruple dependencia:
 
1.   Dependencia de los grandes financiadores de su campaña: para obtener las firmas para registrarse como independiente; para pagar tantos espectaculares; para pagar todo un ejército de promotores de su campaña, José Luis Barraza ha empleado mucho dinero. Más que todos los partidos que están en la contienda, salvo el PRI. Ese dinero no ha salido de su patrimonio –si así fuere, que lo declare–ni de contribuciones de las masas. Ni siquiera en su mayor parte de empresarios chihuahuenses. Buena parte de los fondos vienen de fuera del estado. Barraza debe transparentar el origen y el destino de esos dineros. No hay independencia sin transparencia.
 
2.   Dependencia de sus medias verdades (o mentiras completas): Barraza mostro en el debate que le gusta manejarse como los demagogos: con base en medias verdades. Mostró un papel del IPAB como prueba de que no fue beneficiado por el FOBAPROA, pero del contenido del documento nada se desprende. Dijo que presentó su declaración 3 de 3 cuando sólo ha presentado dos. Al verse cercado, se olvidó que anda en la política y regresó al seno materno empresarial argumentando: “No estoy obligado a presentar declaraciones, lo haré a los seis meses de asumir el cargo”.
 
3.   Dependencia del gobierno: lo que señalan los documentos de la auditoría al FOBAPROA analizados por Canal 28 y no desmentidos por Barraza es que la empresa  de éste, Grupo Impulso, fue rescatada por ese fondo por una cantidad de 68 millones de pesos. El que critica tanto los partidos por medrar con dinero público, tuvo que recibir apoyo del gobierno para tapar los hoyos de su mala administración como empresario. En una cantidad que ningún militante de partido haya recibido jamás en lo individual. Con cargo a todos los contribuyentes. Dependencia del gobierno de Calderón, quien lo hizo presidente de Aeroméxico en pago del favor de declarar desde la cúpula empresarial que AMLO era un peligro para México.
 
4.   Dependencia de un proyecto de intereses: la verdadera razón por la que Barraza no declina y le sigue haciendo el caldo gordo al PRI es porque no depende de él. Los principales financiadores e intelectuales del proyecto no están en Chihuahua. Para ellos las elecciones de 2016 sólo son un round de sombra para la gran confrontación de 2018. A ellos no les importa Chihuahua, les importa el país. Que bajo la figura de un candidato independiente pueda un representante de los grandes poderes económicos llegar a la Presidencia de la República sin tocar baranda. Sin manchar su plumaje en el pantano de los partidos. Acumular al poder económico que ya dominan, el poder político es su sueño largamente acariciado. Y declinar en favor de Javier Corral, un candidato que no representa a los más ricos y que incluso se ha opuesto a algunos de ellos, como los de Televisa, sería restarle fuerza al proyecto de estos poderosos intereses. De ellos es tributario el independiente  de Chihuahua.
 
Ahora bien, a este repentino convertido al interés general de Chihuahua se le podría cantar el estribillo serranista: ¿Dónde estabas Chacho?  No se le había visto jamás criticando a lo que el llama “Cártel Duarte-Serrano” ni las corruptelas y autoritarismo del actual gobernador. No se le vio ni de lejos en las luchas más importantes de Chihuahua todos estos años. Ni siquiera se animó a tocar con el pétalo de una opinión las estrategias que sumieron a Chihuahua en la violencia y en la muerte. Muy pronto para vaticinar los hipotéticos peligros para México, muy tibio para denunciar las amenazas muy reales  para el estado que quisiera gobernar.
 
A las y los seguidores de buena fe de Barraza, que han de ser la mayoría: el verdadero voto útil no es por aquello de lo que depende su candidato. El único voto útil es por aquél que en los hechos se ha mostrado independiente; por el único que puede ganarle a todo lo que ellos rechazan: el PRI-Gobierno, la corrupción, el autoritarismo: Javier Corral, de la Alianza Ciudadana por Chihuahua.
Última actualización el Miércoles 25 de Mayo de 2016 08:33
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: