Lula, el carismático líder servidor

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff17 Abr 2018 Hits:630

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:471

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:490

¿Organizarnos?

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva10 Abr 2018 Hits:452

Nuestras cacerías de migrantes

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen10 Abr 2018 Hits:463

El presidente pasmado

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman10 Abr 2018 Hits:410

La violencia criminal deja 51 muertos en nueve entidades PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por La Jornada   
Domingo 31 de Julio de 2016 08:29
 
La violencia generada por la pugna por los territorios entre grupos rivales del crimen organizado o por enfrentamientos de éstos con fuerzas estatales y federales se intensificó en las últimas horas y cobró la vida de al menos 51 personas de la tarde del viernes al sábado en Guerrero, Michoacán, Zacatecas, Hidalgo, Chihuahua, Sinaloa, Jalisco, Tamaulipas y el estado de México.
 
Se trató de una de las jornadas más violentas en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto; sin embargo, está muy por debajo de las que se registraron durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, cuando en un solo día hubo más de 80 asesinatos vinculados con el crimen organizado.
 
La escalada incluyó la ejecución de siete integrantes de una familia en Guerrero; un enfrentamiento en ese mismo estado entre presuntos delincuentes y policías federales, con saldo de cinco pistoleros abatidos; el hallazgo de 10 cadáveres calcinados en Michoacán y los asesinatos de un jefe policiaco y un agente municipal en Hidalgo.
 
En Guerrero, horas después de que el gobernador Héctor Astudillo se reunió con 63 de los 81 alcaldes, para discutir las medidas de seguridad que les permitan enfrentar la delincuencia en sus municipios, 15 personas perdieron la vida.
 
En Guerrero, 15 decesos
 
Primero, alrededor de las 18 horas del jueves, en el municipio de Chilapa, en la región de la Montaña, cinco presuntos criminales que se trasladaban en un taxi murieron en una refriega con policías federales. Una mujer de 60 años, ajena a los hechos, resultó herida de bala.
 
Luego, la madrugada del sábado fueron encontrados los cuerpos de siete personas, entre ellas dos menores, en dos viviendas contiguas de la colonia Las Brisas, del municipio Tepecoacuilco, en el norte de Guerrero.
 
El vocero de seguridad, Roberto Álvarez, informó que, según vecinos, entre las tres y las cuatro de la mañana se escucharon disparos, pero por temor no dieron parte a ninguna autoridad.
 
Por la mañana, las autoridades llegaron a las viviendas de la mencionada colonia y hallaron los cuerpos de cinco adultos y dos menores, con impactos de bala calibre 7.62 y nueve milímetros.
 
Las víctimas de uno de los domicilios fueron identificados como Lizbeth Miranda Cordero, de 28 años; José Luis Agustín Soriano, de 31, y Luis Miguel Miranda Soriano, de 14.
 
Las de la otra casa fueron Victorico N, de aproximadamente 60 años; Margarita N, de 46 años; Azucena N, de 20 años, y Lulú N, de cuatro años.
 
Testigos relataron que los homicidas no dieron muerte a un niño de dos años, que estaba dormido, y que un joven logró escapar, aunque al parecer se encuentra herido.
 
En Acapulco, donde en lo que va del año se han cometido alrededor de 560 ejecuciones, la policía reportó que el cadáver de un hombre joven fue localizado cerca de la central de abasto. Tenía huellas de tortura, alambre recocido en el cuello y estaba atado de pies y manos.
 
Una mujer que laboraba en un sitio de taxis falleció horas después de ser baleada en la plaza Caracol, y en el punto conocido como crucero San Marcos, un individuo fue abatido a tiros.
 
En Michoacán, cerca de la localidad de Tararameo, municipio de Cuitzeo, fueron descubiertos la mañana del sábado los restos de 10 personas calcinadas en una camioneta abandonada, en una brecha cercana a un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex).
 
La procuraduría estatal informó que en el lugar se hallaron indicios de tomas clandestinas de combustible, por lo que especialistas en servicios periciales inspeccionan la zona, ubicada a unos 45 kilómetros de Morelia.
 
En Zacatecas, al menos ocho personas murieron en las recientes 24 horas en presuntas acciones de ajuste de cuentas entre miembros del crimen organizado o en enfrentamientos de éstos con cuerpos policiacos.
 
En la ciudad de Fresnillo una mujer embarazada de 17 años y un joven de 25 años que la acompañaba fueron acribillados por dos sujetos. En tanto, en el municipio de Luis Moya, fue localizado el cadáver de un hombre con el tiro de gracia. Había sido reportado por su familia como secuestrado.
 
En el poblado de Tacoaleche, al sur del municipio de Guadalupe –conurbado a la capital del estado–, un presunto criminal fue abatido por policías estatales en un operativo para rescatar a una persona secuestrada.
 
La tarde del viernes en la capital del estado, un individuo fue ejecutado a balazos a espaldas del fraccionamiento Tahona. Por la noche, en las inmediaciones del bulevar Adolfo López Mateos, fueron hallados los cuerpos de tres hombres jóvenes ultimados con armas de fuego.
 
Ultiman a mando policiaco en Hidalgo
 
En Hidalgo, Ignacio Eduardo N, jefe de grupo de la policía municipal de Tezontepec de Aldama, fue asesinado por sujetos dedicados a la ordeña de ductos de Pemex cuando realizaba un rondín de vigilancia en la comunidad de Teocalco. Mientras, en Tulancingo, un policía municipal fue ultimado a tiros por desconocidos.
 
Autoridades de Chihuahua reportaron el deceso de cinco personas en acciones presuntamente relacionadas con el hampa: tres en Ciudad Juárez, uno en la capital y otro en el municipio de Balleza.
 
En Tamaulipas, una de las entidades más azotadas por la violencia en días recientes, la policía local informó del hallazgo de dos cadáveres calcinados en la ciudad fronteriza de Reynosa, donde opera el cártel del Golfo.
 
La violenta jornada en el país cerró con cuatro homicidios en Culiacán, Sinaloa; tres en Tlajomulco y Zapopan, Jalisco, y dos en Tlalnepantla, estado de México.