En Creel, la memoria resiste a 8 años de la masacre PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Oserí   
Miércoles 17 de Agosto de 2016 13:10
 
Para recordar y exigir justicia, paz y verdad, habitantes y familiares de las víctimas masacradas hace ocho años, marcharon este martes por la calle principal de Creel y participaron en la misa que en la plaza conmemorativa de la tragedia presidió el jesuita y defensor de los Derechos Humanos, Javier "Pato" Ávila. 
 
 
Precedidos por dos grandes pancartas, una de las cuales advertía: Creel tiene memoria y no olvida, por eso seguimos de pie. No a la impunidad, ni a la injusticia que continúan en el estado, alrededor de 150 personas, entre deudos y personas solidarias, caminaron hacia la plaza de las víctimas, donde otro grupo de vecinos se unió a la conmemoración.
 
Los manifestantes portaron camisetas plasmadas con imágenes de las víctimas y con la frase: "Si puedes recordarme, siempre estaré contigo". Asimismo, acuñaban: "Memoria en resistencia".
 
Durante la misa, el sacerdote Javier Ávila recordó la importancia de no olvidar los trágicos sucesos y apostar por la memoria, exigir justicia y verdad, pues solo con ello se recobrará la paz, tan anhelada en estas tierras.
 
En este sentido, varios de los manifestantes dieron lectura colectiva al texto inscrito en una placa colocada en la plaza, que sentencia: 
 
Porque el hombre es capaz de las peores atrocidades, y no podemos permitir que se borre la historia ni se pierda la memoria: se contruyó esta plaza por la paz, símbolo de la barbarie y la impunidad. 
 
A la memoria de los masacrados en este lugar el 16 de agosto de 2008  
 
Alberto Villalobos Chávez (28 años), Juan Carlos Loya Molina (21), Daniel Alejandro Parra Mendoza (20), Alfredo Caro Mendoza (36), Luis Javier Montañez Carrasco (29), Fernando Adán Córdova Galdeán (19), Kristian Loya Ortiz (22), Edgar Alfredo Loya Ochoa (33), Alfredo Horacio Aguirre Orpinel (34), Luis Daniel Armendáriz Galdeán (18), Óscar Felipe Lozano Lozano (19), René Lozano González (17) y Édgar Arnoldo Loya Encinas (1).
 
También, como gesto de la memoria en resistencia, un grupo de jóvenes pertenecientes al Colectivo nacional RECO (recordar, reconciliar, reconstruir) inició la elaboración de un mural justo en la pared anterior del inmueble donde se suscitó la masacre.
 
El conmemorativo de este martes concluyó al caer la tarde luego de que los manifestantes volvieron en marcha de nuevo al templo parroquial, donde se dispersaron.
 
Como es del dominio público, el 16 de agosto de 2008, un comando armado irrumpió en el salón "Profortarah" donde se celebraba un convivio y abrieron fuego contra los presentes, asesinando a 13 personas, entre ellas a un bebé. Esta masacre sigue impune. 
Última actualización el Viernes 19 de Agosto de 2016 08:37