Las mujeres detrás de Las Patronas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por El País   
Sábado 15 de Octubre de 2016 06:41
 
La imagen de unas mujeres con el brazo estirado esperando a que los migrantes a bordo de La Bestia, el tren de carga que recorre México, tomen de sus manos las bolsas de arroz y botellas de agua resulta hoy bastante familiar. Son Las Patronas, un grupo de mujeres de Veracruz que desde 1995 ayuda a los migrantes en tránsito.
 
Su trabajo ha sido reconocido por diversos organismos de derechos humanos en el mundo, se han hecho exposiciones fotográficas, han dado pláticas en diversos países contando su labor. Pero ¿quiénes son estas mujeres?, ¿cuáles son sus sueños, sus miedos? El documental Llévate mis amores retrata en 90 minutos la versión más íntima de quienes han dado un ejemplo a México y al mundo.
 
Esta ópera prima de Arturo González Villaseñor, Antonio Mecalco e Indira Cato desnuda a unas mujeres que, a pesar de no vivir en las mejores condiciones, buscan día a día entregar un poco de amor a los inmigrantes que viajan a través del país para alcanzar el sueño americano. Además de su labor, se conoce cómo viven, a sus familias, su día a día, sus inseguridades, la confesión de haber sido víctimas del machismo y la intimidad de también querer subirse al tren para alcanzar una vida mejor. 
 
Llévate mis amores fue la cinta ganadora de la sección México Primero del Festival Internacional de Cine de Los Cabos en 2014 y desde entonces ha recorrido más de 60 festivales nacionales e internacionales. González Villaseñor, el director, confiesa que la reacción de los espectadores ha sido gratificante. "Algunos han viajado a México para conocerlas y donar", cuenta. 
 
 

 
Son ya más de 20 años que Las Patronas, conocidas así porque viven en el paraje de La Patrona en el pobre municipio de Amatlan de los Reyes, dejan todo el cariño en los kilos y kilos de arroz que preparan a diario, aunque ahora su labor ha cambiado un poco. Si antes La Bestia pasaba cargada con hasta 800 migrantes, hoy las leyes se han endurecido y llega más gente a pie que en la máquina. El arroz se entrega ahora también en comedores y albergues. 
 
En Europa y Estados Unidos el documental ha dejado un sabor agridulce. Mientras en el país del norte algunos migrantes ya afincados han reconocido a quienes fueron sus salvadoras, a los países europeos llegó justo en el momento en el que las fronteras se cerraron para los refugiados sirios. "La gente pensaba cómo es posible que en mi país pase esto", confiesa el director.
 
Tras dos años de periplo, Llévate mis amores ha alcanzado a las pantallas comerciales, un gran logro para un documental que podría haberse quedado en los circuitos de festivales. La cinta llega este viernes a la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey con 15 copias, 11 en la capital. El próximo paso es hacerla más visible, llevarla a más rincones del país e incluso meterla a plataformas de streaming. Las Patronas se lanzan a una nueva aventura para conquistar ahora la gran pantalla. 
Última actualización el Sábado 15 de Octubre de 2016 06:48