El lugar de las cosas olvidadas

Francisco Ortiz Pinchetti - avatar Francisco Ortiz Pinchetti22 Jun 2017 Hits:1

¿Donde empezó?

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján21 Jun 2017 Hits:4

Suprimir el nefasto PREP

Francisco Ortiz Pinchetti - avatar Francisco Ortiz Pinchetti19 Jun 2017 Hits:2

Cuesta arriba

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva19 Jun 2017 Hits:7

¡Ríndanse!

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman19 Jun 2017 Hits:6

Carta a mi hija Yvette PDF Imprimir Correo electrónico
Lilia Cisneros
Escrito por Lilia Cisneros Luján   
Jueves 09 de Febrero de 2017 10:03
México D.F. 5 de febrero de 2017.
Remitente: Lilia Cisneros Luján
Destinatario: Yvette Cruz Cisneros
Domicilio: El cielo
 
Mi hermosa hija
 
Me pregunto ¿Cómo serán tres años en la dimensión en la cual nuestro salvador te tiene cobijada?
 
Para los que aquí nos quedamos, abundan las malas noticias por la inseguridad, las acciones derivadas de personas envidiosas, ambiciosas o francamente perversas. 
Cada día que pasa sopeso más tu desesperada frase mis hijos mamá que va a pasar con mis hijos.
 
No hace falta que te llene de detalles. Ellos crecen, tal vez no como lo habíamos imaginado tú o yo, pero avanzan, sin que yo pueda hacer otra cosa que ¡orar!
 
Entraron ya a una época difícil, en un mundo rodeado de tentaciones y de malas noticias. La muerte, el hambre, la guerra, las contradicciones, problemas de salud, incomprensiones, frustraciones, manipulación, hipocresía; amenazas que para nada estuvieron presentes en tu tercer cumpleaños de vida terrenal cuando gozaste con el carrusel, los peluches y tus amigas más queridas como Hellen y tantas otras que crecieron contigo en la escuela dominical y los campamentos cristianos.
 
A mis 70 años me he vuelto bastante chillona, como si todo el torrente que guardé por décadas estuviera listo para desbordarse. El día de mi cumple te soñé recordando como me hiciste una fiesta sorpresa hace una década y cuando te dije ahora si mi reina ya tienes una madre sesentona, tu me abrazaste y dijiste mamita que diera yo por convertirme en una madre cincuentona, para ver crecer más a mis hijos.
 
Los he visto poco mi amor, pero tengo Fe; se que Dios los está cuidando y se también que en su sabiduría El decidirá cuando, como y donde habrán de encontrarse. ¡Están guapísimos! Y por supuesto me preocupo por los riesgos en que los meten personas imprudentes en derredor de ellos aunque como te he dicho y como aprendiste en La Palabra
 
“Hijo mío, si recibieres mis palabras, hallaras el conocimiento de Dios…El es escudo a los que caminan rectamente…el que guarda las veredas y preserva el camino de los santos…” (proverbios 2….)
 
Flor y las personas que te conocieron en el coro, van a cantar otra vez recordándote justo este domingo en la tarde: Estará el hermano Pech (ya muy viejito) y el pastor Silva (que conociste en el velorio de Astrid) y por supuesto los amigos que más te quisieron de la Unidad Altillo, el remo y del colegio Alemán
 
En medio de todas las malas noticias que no rodean, recordaremos una muy buena: Que Cristo te redimió desde que fuiste niña y que Dios te tiene a su lado, en la espera de que nos reunamos de nuevo.
 
Te mando con el alma un beso mi Yvi
y te sigo afirmando que te amo desde aquí
hasta donde vive Santa Claus y de regreso.
Mamá
 
Última actualización el Jueves 09 de Febrero de 2017 10:06
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: