72 años

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján16 Ago 2017 Hits:9

Indigenizarse

 Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva14 Ago 2017 Hits:10

Jaime va a la guerra

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen14 Ago 2017 Hits:10

El Pétain mexicano

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman14 Ago 2017 Hits:10

La “democracia” de los sinvergüenzas

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff14 Ago 2017 Hits:11

¿Se acerca el día?

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján14 Ago 2017 Hits:8

Elecciones... PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Ernesto Camou Healy   
Viernes 02 de Junio de 2017 12:45
El domingo 4 de junio se realizarán elecciones para Gobernador en el Estado de México, Coahuila y Nayarit. Y como el PRI ya no es lo que fue, lo más probable es que amanezcamos el siguiente lunes con la noticia de que hay tres nuevos mandatarios estatales, cada uno respaldado por un instituto político distinto.
 
Digamos que hay una precaria probabilidad de que en Coahuila el PAN sea el ganador y su candidato Guillermo Anaya triunfe sobre el priista Miguel Ángel Riquelme, con la salvedad de que las encuestas tampoco son lo que antaño han sido, y dan el triunfo al panista por tan sólo un punto porcentual; o sea que cualquier cosa puede pasar…
 
En Nayarit el candidato favorito, Antonio Echeverría, tiene el apoyo de una coalición estrambótica conformada por el PAN, PRD, PT Y PRS, que lo ha colocado con una ventaja cómoda frente a su rival más cercano, el priista Manuel Cota, al que le lleva, dicen, 10 puntos. Pero es en El Estado de México donde se concentran las expectativas, y las angustias seguramente, porque ahí se juega una de las gubernaturas emblemáticas del País; de ahí salió Peña Nieto y no podemos olvidar su desempeño marcado, entre otras cosas por el ataque bárbaro contra el pueblo de Atenco, y ahí está Atlacomulco, sede de un conjunto de políticos ambiciosos que pretende estar en la primer fila, regional y nacional, por los siguientes años y, quizá, décadas.
 
En el Estado de México se perfila delantero un hijo y nieto de gobernadores, Alfredo del Mazo, primo además del actual residente de Los Pinos, cuya máxima virtud parece ser su parentesco y su ascendencia genética que, ya sabemos, no concede demasiada probidad o capacidad. El caso es que el nieto e hijo de su abuelo y padre cuenta, afirman algunas encuestas, con una ventaja de apenas medio punto frente a la panista Josefina Vázquez Mota, y de poco más de un punto, con Delfina Gómez, de Morena. Lo menos que se puede afirmar es que ninguno la tiene segura, llámese como se llame…
 
Ahora bien, las encuestas, que cada vez parecen menos indicadores y más expresión de deseos e intereses no tan velados, le conceden al parecer, más beligerancia a la panista que la que en realidad tiene: Algunos observadores piensan que se inflaron sus cifras para bajar popularidad y votos a la candidata de Morena. Por otra parte, las mismas encuestas parecen contradictorias, como bien lo señala el analista Ramón Alberto Garza, que se queda perplejo con las investigaciones que afirman que Del Mazo es el preferido de los votantes, mientras que la mayoría de los mismos ciudadanos dice, unas líneas más abajo en el mismo instrumento, que sería bueno que el nuevo mandatario no fuera del PRI, y esto lo expresa un 62% de ellos, contra casi el 23% que dijo apoyar al priista.
 
La pregunta por supuesto, es por quién votarán las dos terceras partes que no quieren al PRI: En hipótesis aun si se dividen entre PAN y Morena, Del Mazo saldrá perdedor, y tendremos por vez primera un gobierno de oposición en una de las entidades más importantes del País. Si el rumor sobre las preferencias abultadas hacia Josefina tiene visos de verdad, se podría suponer que la beneficiaria sería doña Delfina, lo que colocaría a Morena, y López Obrador, en una posición de cierta fuerza para las elecciones presidenciales del año próximo…
 
Pero las encuestas no parecen confiables: Nadie esperaba que Trump ganara, o que en Inglaterra se fueran por el Brexit; yo sólo creo posible que en Nayarit la coalición estrafalaria se lleve la gubernatura; en Coahuila y Estado de México el volado está en el aire…
 
Hay una cosa segura: En ambas entidades la elección actual tiene visos de ensayo de la que viene en apenas un año: Si el PRI no las gana, aumenta la probabilidad de que pierda la presidencial…
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: