"El Sur también es Chihuahua", un eslogan hipócrita PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Lourdes Díaz López   
Miércoles 28 de Junio de 2017 09:58
 
El eslogan: "EL SUR TAMBIÉN ES CHIHUAHUA",  es puro discurso y nada de hechos. En varias campañas de políticos aspirando a la presidencia municipal de la capital del estado, han prometido atender al sur de la ciudad por igual, en diferentes épocas, sin embargo, sin ser un genio, un sabio, ni siquiera una persona muy informada, basta recorrer unas cuantas calles para ver que hay una clara y marcada diferencia en las prioridades de los gobiernos que tratan a los ciudadanos como de primera o de segunda.
 
En un recorrido por las calles de fraccionamientos de clase media alta, alta y muy alta, así como de las zonas comerciales ajenas al centro o sur de la ciudad, se puede ver el arduo, minucioso y hasta hermoso trabajo que hace la Dirección de Parques y Jardines con los camellones donde se plantan árboles, pasto y flores muy bien regadas y arregladas, mientras que en el sur de la ciudad, lo que abunda es camellones secos, desatendidos, llenos de basura, cero florecitas ni plantas regadas que embellezcan la zona.
 
La Dirección de Aseo Urbano, hace un excelente trabajo en avenidas como La Cantera y su ampliación que luce limpia, la Avenida Francisco Villa y no se diga el Periférico de la Juventud, entre otras, pero dichas zonas,  distan mucho de la atención en higiene que tienen avenidas principales del sur de la ciudad, como la 20 de Noviembre que ni siquiera despejadas tiene las banquetas con arena hasta la calle, la avenida Pacheco, la Fuentes Mares y otras que son de alta circulación igualmente sucias.
 
Mientras que lugares como Parque El Rejón utilizado principalmente por sus vecinos de clase media alta y alta o muy alta, disfrutan de una millonaria inversión que embelleció la zona, y donde se destina una cantidad importante de personas en que se mantenga limpio, en lugares como la Vialidad Sacramento, se ha realizado una inversión mediocre y cero personal para el mantenimiento de la misma.
 
Sitios tan emblemáticos de la capital como el Cerro Coronel, a la vista de nuestros gobiernos no merecen siquiera de limpieza, mucho menos inversión. La escasa obra que se había hecho en el lugar, como la estatua de Morelos, "inmerecida" por los vecinos del lugar que mejor fue "removida" a un sitio más digno que sabrá Dios quien sí la puede ver.
 
En la ciudad de Chihuahua, se trata a los ciudadanos como de primera y de segunda, sin que sea esto una novedad, lo triste es que solo se reconoce que así ha sido desde siempre, cuando hay campañas, cuando llegan al poder se olvidan de las promesas, porque ni siquiera una vez por año envían a que se barran las avenidas del sur, y lo peor es que ahora hasta el centro de la capital está siendo desdeñado.
 
Este fin de semana, las lámparas de la plaza principal apagadas, las famosas fuentes frente a Catedral apagadas, y los policías que anteriormente vigilaban la vida familiar nocturna que se disfrutaba, brillan por su ausencia. Resulta que hasta los motociclistas se apoderan de los espacios de los peatones sin que nadie les ponga un alto con sus ruidosos y presuntuosos motores metidos por la calle Victoria.
 
En otros asuntos más graves que la higiene, es la anarquía con la que sigue creciendo la ciudad, sin que nadie esté dispuesto ni dispuesta a pagar el precio político por evitarlo, en sitios como las faldas del Cerro Coronel, se continúan vendiendo terrenos como si fueran propiedad del partido familiar que todos conocemos, un lugar que lejos de darle calidad de vida a esas familias que se asientan a vivir ahí, les roban la oportunidad de comenzar su hogar en un lugar digno que les garantice los servicios básicos, pues es de todos conocido, que llevar drenaje, energía eléctrica y sobre todo agua potable al cerro, resulta más caro que regalarles un terreno en una zona plana, pero es más  fácil como gobierno hacerse de la vista gorda y permitir que se continúen asentando familias a vivir ahí, generando hasta un foco de infección que a falta de drenaje no es necesario adivinar donde terminan los desechos que debieran estar en un drenaje que no existe ni existirá para los habitantes de un cerro.
 
Aún peor, es el caso de las familias que están pagando por terrenos alrededor de las instalaciones de Pemex, "en el sur de la ciudad donde también es Chihuahua", sin que el verdadero propietario de dichos terrenos mueva un dedo para evitarlo, si en alguna ocasión hubiera un problema, entonces sí, habrá que echarle la culpa a alguien, como si  con encontrar al asesino se reviviera al muerto, pero mientras se siga tratando a los ciudadanos como de primera o segunda, no hay un verdadero cambio.
 
Vecinos de la Colonia CNOP e Independencia, en el primer cuadro de la ciudad, en reiteradas ocasiones han pedido que se obligue a los propietarios de casas abandonadas para que acudan a limpiarlas, o que la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología se encargue de "tapear" puertas y ventanas para evitar el nido de malvivientes en que se han convertido, han encontrado nula respuesta tanto de la administración pasada como de la presente, los otros porque ya se iban, y éstos porque acaban de llegar y tampoco hay dinero para ello.
 
Luego de que hace unas semanas se utilizaran las viviendas abandonadas en la calle 51 para abandonar a un muerto que fue el espectáculo para niños de la zona, vecinos de la zona por enésima vez pidieron apoyo a fin de que se "tapearan" dichos inmuebles abandonados y la respuesta fue calurosa por parte de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología: "hay 4 mil solicitudes para tapeo de fincas abandonadas, tenemos en la lista de prioritarias 300, pero desde hace dos años no hay presupuesto ni para una".