72 años

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján16 Ago 2017 Hits:6

Indigenizarse

 Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva14 Ago 2017 Hits:10

Jaime va a la guerra

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen14 Ago 2017 Hits:8

El Pétain mexicano

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman14 Ago 2017 Hits:8

La “democracia” de los sinvergüenzas

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff14 Ago 2017 Hits:9

¿Se acerca el día?

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján14 Ago 2017 Hits:6

Abren conversatorio sobre derecho de los pueblos indígenas a la educación PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Oserí   
Miércoles 09 de Agosto de 2017 21:26
 
¿Cómo decir a los indígenas, en lengua indígena, que los pueblos indígenas tienen derechos indígenas? preguntó una joven estudiante warijó al revelar que si bien algunas de ellas han podido acceder a niveles educativos universitarios, lo cierto es que han olvidado su lengua materna. 
 
Ésta, entre otras problemáticas educativas y sociales --como la explotación laboral de indígenas en La Norteñita, grupo manzanero de Cuauhtémoc--, fueron temas que se dirimieron dentro del conversatorio que este miércoles se desarrolló en Chihuahua para conmemorar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas 2017.
 
Una radiografía sobre las actuales condiciones en que se halla la educación indígena en el estado de Chihuahua precedió la intervención del políglota y académico, Enrique Servín Herrera, quien reprochó los mitos que consideran a la lengua castellana y a la educación formal occidental como generadores automáticos de desarrollo y progreso de los indígenas. Por el contrario, enfatizó, cualesquier modelo que pueda llevar al progreso de los pueblos indígenas --ajeno de neocolonialismos--, será aquel que los propios indígenas construyan desde sus necesidades, su cultura, su lengua, sus saberes,  sus intelectuales: los owirúame, los siríame, entre otros.
 
Durante la conversación, que reunió a medio centenar de personas en el salón Miguel Hidalgo del palacio de gobierno, una decena de estudiantes de licenciatura y maestría en carreras como Nutrición, Agronomía, Enfermería, entre otras, compartieron sus experiencias acerca de su paso por los bachilleratos, las universidades y los posgrados. 
 
Originarias de pueblos Odami, Warijó y Rarámuri, de los municipios serranos de Balleza, Guadalupe y Calvo, Urique, Bocoyna y Guachochi, las estudiantes hablaron de las carencias y los obstáculos que han sorteado para alcanzar sus metas y agradecieron los apoyos y las becas que les brindaron instituciones privadas y públicas.  
 
Asimismo, las estudiantes dieron a conocer la importancia de generar modelos educativos bilingües que favorezcan mantener el conocimiento de la lengua materna y aprender bien el español. "No aprender a expresarse bien en español es causa de discriminación", advirtió una de ellas, quien confesó que desde muy pequeña olvidó a hablar su lengua materna.
 
Algunas intervenciones de los participantes destacaron la necesidad de rescatar las prácticas pedagógicas que recuperan los saberes y quehaceres de las culturas autóctonas. En este sentido se dieron a conocer varias experiencias alternativas que ya se desarrollan en algunas comunidades educativas serranas.
 
Por su parte, Sofía Castillo Chávez, encargada de la Unidad de Género de la Coepi, precisó que la investigación del Censo 2015, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), identificó una población total de 401 mil indígenas en el estado de Chihuahua. De estas comunidades, el 24.2 por ciento no sabe leer ni escribir, lo que representa 21 mil 419 personas.
 
Los municipios con mayor grado de analfabetismo son Guachochi, Guadalupe y Calvo, Batopilas y Bocoyna, que representan más del 36 por ciento de la población analfabeta total del estado, lo que se relaciona con el grado de marginación, indicó Castillo Chávez.
 
Respecto a las necesidades educativas expresadas por los pueblos Rarámuri durante las audiencias públicas, fueron solicitados espacios adecuados, que la capacitación universitaria sea especializada y no solo técnica, así como la instalación de albergues para estudiantes universitarios.
 
Solicitaron disponer de maestros bilingües, que respeten y comprendan sus costumbres y tradiciones, que en las clases se hable sobre la historia de sus ancestros, juegos tradicionales, y que se impartan talleres para artes y oficios, además, que se brinde hospedaje para universitarios, personal indígena y programas de no discriminación.
 
En cuanto al pueblo Ódami, pidieron maestros y maestras bilingües, que no falten tanto y que se elimine la discriminación monolingüe, a la vez que el pueblo Pima, requirió de infraestructura, equipo y becas alimenticias, además de que reclamó el cierre de seis de las nueve escuelas en el territorio.
 
Los Warijó por su parte, coincidieron con lo anterior, a la par del analfabetismo de la juventud y la influencia que ha tenido la violencia en la zona.
 
Castillo Chávez, reconoció que en la educación existe un desarraigo de la realidad sociocultural de los pueblos indígenas, lo cual se ha generado porque los docentes desconocen la lengua, usos y costumbres, y existe discriminación hacia su vestimenta.
 
Enrique Servín Herrera, jefe del Departamento de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura,  señaló que estos pueblos han sido los más perseguidos y discriminados, a pesar de que la palabra “indígena” es una palabra griega, cuyo significado es “lo propio, lo original”.
 
Destacó que por ley, deben ser reconocidos como entidades políticas, con derechos plenos sobre los recursos de su suelo, y para ello, es determinante la educación que se ha convertido en exógena y neocolonial.
 
“No solo tenemos el derecho, sino la obligación de participar en estos diálogos, porque en más de un siglo, el Estado ha interiorizado el modelo neocolonial, lo cual ha hecho que pierdan su lengua tradicional”, consideró. “Los pueblos indígenas ya la consideran un estorbo y ven al castellano como un instrumento de progreso, cuando nunca ha demostrado ser un elemento de progreso. La lengua por sí misma es un instrumento de educación”, expresó.
 
La titular de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas de Chihuahua, María Teresa Guerrero, hizo eco a la solicitud de los presentes de que este tipo de conversaciones prosigan para ir dando cauce real a eventuales proyectos que favorezcan a las comunidades educativas indígenas de la entidad.
 
Por la tarde, en la Plaza de Armas, se llevo a cabo una verbena durante la cual hubo música “sierreña”, bailables de matachines y macheteros, además de un canto tradicional.
Última actualización el Martes 15 de Agosto de 2017 21:16
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: