La CIDH condena el asesinato en Veracruz del periodista Cándido Ríos PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Proceso   
Martes 29 de Agosto de 2017 19:39
 
Washington-- Tras hacer un llamado directo al gobierno de Enrique Peña Nieto para que garantice la integridad y defensa de los periodistas en México, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el asesinato del reportero Cándido Ríos, ocurrido el martes 22 en Veracruz.
 
A través de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la CIDH instó a las autoridades mexicanas a “actuar de manera pronta y oportuna para investigar, identificar y sancionar a los responsables del crimen del corresponsal del Diario de Acayucan de la Voz de Hueyapan, tanto materiales como intelectuales, y esclarecer su posible relación con la actividad periodística”.
 
Ríos fue víctima de un ataque con arma de fuego en Covarrubias, Veracruz, por parte de por lo menos tres individuos, según el reporte sobre los hechos.
 
En el ataque por parte de sicarios a bordo de una motocicleta también fallecieron otras dos personas que acompañaban al comunicador.
 
“La Relatoría Especial exhorta al Estado a investigar de manera completa e imparcial la hipótesis según la cual el crimen estaría relacionado con el ejercicio de la libertad de expresión, y a poner en práctica todos los instrumentos con los que cuenta para identificar, procesar y sancionar a los responsables materiales e intelectuales”, destacó la CIDH en la condena que difundió en un comunicado.
 
El ente jurídico del Sistema Interamericano también consideró “fundamental” que se adopten medidas de reparación “justas” para los familiares de las víctimas.
 
Al gobierno de Peña Nieto, la CIDH le recordó que debe agotar la línea de investigación relativa al ejercicio de la profesión en casos de delitos cometidos contra periodistas.
 
Igual lo encomió a proveer con recursos adecuados y personal especializado a las instituciones encargadas de la investigación de este tipo de asuntos.
 
“Como tales delitos quedan impunes, esto fomenta la reiteración de actos violentos similares y puede resultar en el silenciamiento y en la autocensura de los y las comunicadoras”, advirtió la CIDH al gobierno mexicano.
 
Por practicar el periodismo de investigación y por haber recibido amenazas a su persona, Ríos se encontraba bajo resguardo del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de México desde julio de 2013.
 
Por otro lado, desde hace cinco años recibía asistencia jurídica de la Comisión Estatal de Protección de Periodistas de Veracruz.
 
Esta última protección se le otorgó a Ríos cuando denunció la amenaza de muerte que le hizo el expresidente municipal de Hueyapan de Ocampo, Gaspar Gómez Jiménez.
 
El exalcalde presuntamente amenazó de muerte a Cándido Ríos en el año 2001.
 
“Días antes de la muerte de Ríos, Gómez Jiménez publicó en redes sociales un video en el cual profiere distintas amenazas contra el periodista”, subraya el comunicado de la CIDH.