Brazo del ‘cártel’ de Sinaloa ordenó el asesinato de Breach: fiscalía PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Ruben Vilalpando/La Jornada   
Viernes 13 de Octubre de 2017 00:00
Chihuahua---La Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer que la periodista Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada en Chihuahua y colaboradora del periódico Norte, de Juárez, fue asesinada por órdenes de capos del grupo criminal Gente Nueva, brazo armado del cártel de Sinaloa en el municipio serrano de Chínipas y zonas aledañas.
 
De acuerdo con un avance de la indagatoria del caso, que ayer dio a conocer en su edición impresa el periódico El Heraldo de Chihuahua, los autores intelectuales del crimen –cometido el pasado 23 de marzo– son los presuntos criminales Adán Salazar Zamorano, detenido en 2011 y actualmente preso, y su hermano Crispín Salazar Zamorano.
 
Según la filtración a dicho rotativo, ‘‘fueron cientos de horas de videograbaciones que revisaron los agentes de la FGE para trazar la ruta que siguió el vehículo Chevrolet Malibú color plata, modelo 2008, en el cual trasladaron al asesino material (aún no identificado), a quien se relaciona con integrantes del grupo Los Salazar, que son parte de Gente Nueva.
 
Rosa María Breach Velducea, hermana de Miroslava, pidió a las autoridades estatales, encabezadas por el panista Javier Corral Jurado, que actúen de manera profesional y manejen en forma responsable la información del caso.
 
Consideró que al revelarse la identidad de los autores intelectuales del crimen, mediante una filtración al diario El Heraldo de Chihuahua, sin que éstos hayan sido arrestados y sin que la Fiscalía General del Estado (FGE) confirme o desmienta los señalamientos, pone en riesgo a los familiares de la comunicadora.
 
La familia Salazar Zamorano
 
En la indagatoria se logró establecer que el automóvil era conducido por uno de los sobrinos de Crispín Salazar Zamorano, señalado como el actual líder de Gente Nueva en esa región del estado.
 
‘‘Los agentes trazaron el recorrido del vehículo, conducido por el sobrino de Crispín Salazar, desde antes del homicidio de Miroslava, pues en él dejaron al tirador, quien luego abordó otro automóvil que ya lo esperaba para huir del lugar.’’
 
Los videos fueron obtenidos de comercios y domicilios privados desde la colonia Infonavit Nacional, donde ocurrió el ataque, hasta la colonia Revolución, donde pudieron localizar al Malibú color plata en el que huyó el cómplice del sicario.
 
En unos videos, según la FGE, ‘‘se captó de cerca al vehículo y su tripulante, y en otros se logró apreciar a la distancia que iba pasando y así llegaron hasta un domicilio en la colonia Revolución, a donde se siguió el automóvil utilizado durante el asesinato de la periodista’’.
 
Al catear la casa, los agentes de la FGE encontraron el vehículo y pertenencias del sobrino de Crispín Salazar Zamorano, quien se presume estaba en Chihuahua estudiando y la casa se rentó para la estancia de él y de otra persona.
 
‘‘Fue así como se tuvo la primera pista concreta sobre el homicidio de Miroslava Breach Velducea, siguiendo las videograbaciones en las que aparecía el vehículo utilizado por los delincuentes. La investigación se concluyó e incluso se judicializaron ya las órdenes de aprehensión a las personas involucradas, tanto el tirador y el sobrino de Crispín Salazar, como al menos otras dos personas.
 
‘‘La indagatoria llega hasta los integrantes del grupo Los Salazar, de Gente Nueva, y es desde donde se presume que se orquestó el crimen de Miroslava Breach por sus publicaciones en contra de dicho grupo, tanto en reportajes como en columnas publicadas en los medios en que trabajaba.’’
 
Según el avance de la indagatoria, divulgado por el periódico El Heraldo de Chihuahua, ‘‘originalmente los integrantes de Los Salazar intentaron desviar la atención y adjudicar el crimen a Arturo Quintana Quintana, El Ochenta, jefe del grupo criminal Nuevo cártel de Juárez (rival de Gente Nueva). Lo hicieron con una cartulina el día del homicidio, luego con una manta y otra cartulina colocada junto al cuerpo de Gabriel Ochoa Cárdenas, asesinado hace cuatro meses.
 
‘‘Este último resultó una víctima circunstancial del asunto, pues los familiares aseguraron que era una persona sin ningún vínculo criminal, licenciado en sicología e instructor retirado de karate a los niños y jóvenes de la colonia Junta de los Ríos.
 
‘‘Luego de ejecutar a esta persona inocente le sembraron el arma que fue utilizada en el asesinato de la periodista, en un intento de los criminales por frenar la investigación que la FGE realizaba contra Los Salazar.’’
 
Por su parte, Rosa María Breach Velducea, hermana de Miroslava, pidió a las autoridades estatales que actúen de manera profesional y manejen en forma responsable la información del caso. Dijo que al revelarse la identidad de los autores intelectuales del crimen, mediante una filtración al diario El Heraldo de Chihuahua, sin que éstos hayan sido arrestados y sin que la Fiscalía General del Estado (FGE) confirme o desmienta los señalamientos, pone en riesgo a los familiares de la comunicadora.
 
Reveló que hace unos días ella y otros parientes de Miroslava tuvieron una reunión con el titular de la FGE, César Augusto Peniche Espejel, en la que les pidieron mantener discreción para no entorpecer la investigación. Señaló que a pesar de la resolución de un amparo en su favor para tener acceso a la carpeta de investigación 9-2017-0008019, que realiza esa dependencia, no conocen los detalles de la indagatoria.
 
Agregó que se enteraron de la identidad de los presuntos autores intelectuales del crimen de su hermana mediante las filtraciones que se hicieron a El Heraldo de Chihuahua, lo que calificó de falta de respeto.
 
Rosa María Breach pidió que ya no la mencionen en las versiones extraoficiales que señalan que el móvil del crimen de Miroslava fueron las denuncias contra el narcotráfico que publicó la corresponsal de La Jornada en varias ocasiones. Reprochó que las autoridades estatales permitan ese tipo de filtraciones y al parecer el gobierno pretende distraer la atención y retardar la respuesta a la exigencia de justicia.
 
El miércoles, El Heraldo de Chihuahua dio a conocer un avance de la conclusión de la indagatoria del caso Miroslava Breach, en el que se señala que la periodista fue asesinada por órdenes de capos del grupo criminal Gente Nueva, brazo armado del cártel de Sinaloa en el municipio serrano de Chínipas y zonas aledañas.
 
De acuerdo con la filtración, los autores intelectuales del crimen son los presuntos criminales Adán Salazar Zamorano, detenido en 2011 y actualmente preso, y su hermano Crispín Salazar Zamorano, líder de esa organización criminal en dicha región serrana de Chihuahua.