Lula, el carismático líder servidor

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff17 Abr 2018 Hits:70

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:60

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:62

¿Organizarnos?

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva10 Abr 2018 Hits:60

Nuestras cacerías de migrantes

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen10 Abr 2018 Hits:59

El presidente pasmado

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman10 Abr 2018 Hits:56

Carta a los Reyes Magos PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Francisco Ortiz Pinchetti   
Sábado 06 de Enero de 2018 00:00

 La noche de este viernes millones de niños se acostarán con el con el sobresalto natural por la inminente llegada de los Reyes Magos con su cargamento de regalos. En la mañanita fría del sábado se despejará la incógnita del veredicto de Melchor, Gaspar y Baltazar sobre la petición de cada pequeño a través de su carta y en función de su comportamiento durante el año que acaba de concluir. Y en algunos casos, ni modo, en lugar del juguete anhelado dejarán una bolsa de carbón.

 

Algo muy similar ocurre con nuestros políticos del PAN, PRI, PRD, Morena, MC, PT, Panal, PES y Verde ante la nominación de candidatos a los miles de cargos de elección popular de todos los niveles que se disputarán en este naciente 2018. La única diferencia, importante, es que no será el buen comportamiento lo que definirá los regalos, sino más bien todo lo contrario.

Eso explica que en las cartitas de los aspirantes no se incluyan la obediencia a los padres ni el cumplimiento de las obligaciones domésticas y escolares, el acatamiento de las leyes o la realización de buenas acciones en favor de los demás. Seguramente en muchas de ellas se presumirán toda clase de mañas y marrullerías, deslealtades y ambiciones, con la promesa infaltable de la incondicionalidad a toda prueba.

El cargamento de los Reyes Magos es muy voluminoso y cada regalo implica un beneficio económico suficiente para pasar al menos los tres o seis próximos años en la bonanza, el lujo y la ostentación. Eso es finalmente lo que les importa a nuestros pequeños aspirantes y no por supuesto la posibilidad de servir a su país, de gobernar con honestidad ni de elaborar leyes que garanticen los derechos de los ciudadanos.

En 2018, nomás figúrense, serán repartidos mediante elección directa y secreta, dice la Ley, tres mil 326 cargos, entre los cuales se incluyen al Presidente que gobernará entre 2018 y 2024, senadores que cobrarán dietas y comisiones durante seis años y diputados federales que lo harán, con bonos y moches, durante tres, sin tener que rendir cuentas a nadie…

Además, durante la jornada del próximo 1 de julio 30 entidades del país tendrán elecciones locales; 27 renovarán congresos locales y 25 sus respectivos ayuntamientos, además de ocho gobernadores, un jefe de Gobierno y funcionarios federales. En la Ciudad de México elegiremos por primera vez 16 alcaldes en lugar de los jefes delegacionales, cada uno de los cuales irá acompañado de diez concejales, así como 33 diputados locales al nuevo Congreso capitalino.

En total se renovarán en el país tres mil 447 funcionarios públicos y legisladores si contamos elecciones por usos y costumbres que se llevan a cabo en diversas comunidades indígenas, sobre todo en los estados de Oaxaca y Chiapas, así como diputados y senadores de Representación Proporcional.

El costal de la elección federal, en suma, incluye al Presidente de la República, 300 diputados de Mayoría Relativa (MR), 200 diputados de Representación Proporcional (RP), 64 Senadores MR, 32 Senadores RP, 32 Senadores de Primera Minoría.

En su camello, el rey Melchor trae los regalos que repartirán en diferentes estados de la República. Anoten ustedes a Chiapas (gobernador, 41 diputados y 122 ayuntamientos), Ciudad de México (jefe de Gobierno, 66 diputados y 16 alcaldías), Guanajuato (gobernador, 36 diputados y 46 ayuntamientos), Jalisco (gobernador, 39 diputados y 125 ayuntamientos), Morelos (gobernador, 30 diputados y 33 ayuntamientos), Puebla (gobernador, 41 diputados y 217 ayuntamientos), Tabasco (gobernador, 35 diputados y 17 ayuntamientos), y Yucatán (gobernador, 25 diputados y 106 ayuntamientos). En Veracruz se elegirá además de gobernador, 50 diputados para el Congreso local.

Las diputaciones locales y las alcaldías vienen en el elefante del rey Gaspar: Baja California Sur (16 diputados y 5 ayuntamientos), Campeche (35 diputados y 11 ayuntamientos), Chihuahua (33 diputados y 67 ayuntamientos), Colima (25 diputados y 10 ayuntamientos), Estado de México (75 diputados y 125 ayuntamientos), Guerrero (46 diputados y 81 ayuntamientos), Michoacán (40 diputados y 113 ayuntamientos), Nuevo León (42 diputados y 51 ayuntamientos), Oaxaca (42 diputados y 570 ayuntamientos), Querétaro (25 diputados y 18 ayuntamientos), San Luis Potosí (27 diputados y 58 ayuntamientos), Sinaloa (40 diputados y 18 ayuntamientos), Sonora (33 diputados y 72 ayuntamientos), Zacatecas (30 diputados y 58 ayuntamientos).

 

Finalmente, el rey Baltasar carga en su caballo las diputaciones que se repartirán en entidades que tendrán elección de su congreso local: Aguascalientes (27 diputados), Durango (25 diputados), Hidalgo (30 diputados) y Tlaxcala (25 diputados), Y los estados donde sólo se renovarán ayuntamientos: Quintana Roo (10) y Tamaulipas (43).

No es difícil imaginar la emoción y el gozo anticipado de nuestros políticos ante tan suculento cargamento. La posibilidad de cobrar sin trabajar, disfrutar de prebendas, vestir casimir importado, viajar gratis, tener fuero e impunidad, comer en los mejores restaurantes, aparecer en los medios y simular profunda preocupación por los graves problemas que presenta nuestra comunidad, nuestro estado o nuestro país es un regalo singular. En ella soñarán sin duda nuestros políticos esta Noche de Reyes, luego de poner su cartita en el pesebre. Más de uno, ¡Dios existe!, recibirán puro carbón. Válgame.

Última actualización el Sábado 06 de Enero de 2018 13:14
 

Hay que leer

Herman Bellinghausen
 
Ricardo Robles Oyarzun
 
 
Ricardo Robles Oyarzun

 

John Reed

 UN MENSAJE A LA JUVENTUD

Pablo González Casanova