Matan a dos sacerdotes y a un maestro en Guerrero; en tres años han asesinado a seis presbíteros PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Aristegui Noticias/Proceso   
Martes 06 de Febrero de 2018 11:44
Un ataque perpetrado por un grupo armado la madrugada de este lunes, en la carretera Taxco-Iguala, dejó dos sacerdotes y un maestro muertos. 
 
El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, confirmó que dos de los hombres asesinados eran los sacerdotes Germaín Muñiz García, originario de Apango y quien prestaba sus servicios religiosos en Mezcala, e Iván Añorve, quien pertenece a la Arquidiócesis de Acapulco.
 
De acuerdo con El Sur, Rangel Mendoza exigió a las autoridades que se esclarezcan los hechos en los que perdieron la vida de los dos religiosos.
 
El grupo procedía de la comunidad de Juliantla, municipio de Taxco, a donde había asistido a una fiesta con motivo del Día de La Candelaria.
 
La tercera víctima mortal sería un profesor, que iba como copiloto.
 
“Espero que ya le paren”, expresó el sacerdote Benito Cuenca, vocero de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, quien informó que en menos de tres años han sido asesinados seis presbíteros en diversos puntos de Guerrero: Tres en la región de Tierra Caliente, uno en Chilapa y ahora los dos de esta madrugada.
 
En conferencia realizada en el curato de la iglesia de La Asunción en el centro de Chilpancingo, el prelado informó que los sacerdotes asesinados son Germain Muñiz García, originario de Apango y párroco de la iglesia de San Cristóbal, en el poblado minero de Mezcala.
 
Así como Iván Añorve Jaimes, de San Luis La Loma, municipio de Tecpan de Galeana y párroco de la iglesia de la Sagrada Familia en el poblado de Las Vigas, municipio de San Marcos, en la región de Costa Chica.
 
“Las causas del asesinato de nuestros hermanos sacerdotes están siendo investigada por autoridades competentes y confiamos que pronto sean esclarecidos estos crímenes”, indica el comunicado de la diócesis firmado por el presbítero Jorge Vázquez Rodríguez.
 
“Supliquemos con insistencia el Señor por la conversión de aquellos que, olvidando que somos hermanos, cometen este tipo de crímenes que tanto dañan la dignidad humana, arrebatan el don sagrado de la vida y siembran dolor y sufrimiento en la familia y en la sociedad”, señala otro comunicado de la arquidiócesis de Acapulco.
 
Por su parte, el gobierno de Héctor Astudillo Flores emitió un comunicado oficial donde corrigió la cifra de víctimas al señalar que fueron dos sacerdotes muertos y cuatro heridos, entre ellos dos mujeres y dos hombres, es decir, seis personas.
 
Los dos sacerdotes y sus cuatro acompañantes, afirma el gobierno estatal, asistieron a un festejo popular en el poblado de Juliantla, municipio de Taxco, y fueron atacados directamente cuando regresaban sobre la carretera federal Taxco-Iguala.
 
Las víctimas estuvieron presentes en el rancho “La Misión” del ganadero Hugo Figueroa en el contexto de las fiestas de la virgen de La Candelaria que se celebra en este lugar, donde tiene su mausoleo el extinto cantautor Joan Sebastian, indica el reporte oficial.
 
Además, el gobierno de Astudillo filtró esta tarde en medios varias fotografías donde se observa al obispo Salvador Rangel Mendoza posando frente a un helicóptero y con unas personas no identificadas en la Sierra de Guerrero.
 
También, imágenes del sacerdote asesinado, Germaín Muñiz, portando un fusil AK-47 y acompañado por sujetos encapuchados.
 
Desde el año pasado, el obispo Salvador Rangel mantiene una confrontación pública con el secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, por la situación de impunidad y corrupción gubernamental que han desatado una ola de violencia que no cesa en la entidad.
 
Última actualización el Martes 06 de Febrero de 2018 11:50