Lo que falta

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva22 May 2017 Hits:10

Acerca de mi hermano

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen22 May 2017 Hits:12

Reporteros asesinados: ¿y los medios?

Francisco Ortiz Pinchetti - avatar Francisco Ortiz Pinchetti19 May 2017 Hits:20

Vocación de personas especiales

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján16 May 2017 Hits:22

Lo inhumano

Javier Sicilia - avatar Javier Sicilia14 May 2017 Hits:19

Que 2010 no sea peor PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Francisco Xavier Ortiz   
Jueves 31 de Diciembre de 2009 11:19

Los primeros minutos de 2009 presencié instantes del desangramiento de una persona que tras ser baleada yacía tirada en una de las esquinas de la colonia
Revolución, mientras la policía y los paramédicos se disponían a prestarle auxilio. Desde luego la escena me causó miedo, pena e indignación. El año recién fenecido, 2008, había dejado una estela de sangre, muerte y sufrimiento sin parangón en Chihuahua: las masacres en Creel y la del Bar Río Rosas, donde asesinaron a un amigo periodista, fueron sin duda el emblema trágico de ese terrible año recién finalizado.
Pero no esperábamos --o no deseábamos, mejor dicho-- que sobreviniera uno año peor.Todos en este país, y en nuestro terruño norteño en particular, no salimos del estupor, la indignación y el terror que nos causan los sucesivos días de sangre, muerte, ejecuciones, fusilamientos, decapitaciones, ultrajes, extorsiones, asaltos, robos, y demás apellidos de esta impune violencia sin freno. Lo terrible es que ya flota en el ambiente la fuerza de la costumbre y la resignación. Tantos sucesos violentos reseñados cotidianamente por los medios de comunicación, e incluso por la cercanía directa o indirecta con los mismos, parecen estarnos inmunizando. Las reacciones ciudadanas ante la cruenta escalada han sido mínimas. Da la impresión de que mientras no salte la sangre en casa, "que viva la paz". Pero, ante ese niño de ocho años que corrió cuando su padre era acribillado y que luego fue perseguido y asesinado también por los sicarios, ¿no nos mueve a hacer algo más que a indignarnos?
Justamente este día 31 de diciembre se nos informa que dos niños y un adolescente presenciaron la ejecución de su padre en Juárez. ¿Qué va a ser de ellos, ahora que estarán en la mira de los sicarios y en estado traumático permanente?
Ojalá que 2010 no sea peor que 2009; pero de todos depende que así sea.

Última actualización el Jueves 31 de Diciembre de 2009 16:47
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario: