La Unión Ciudadana va PDF Imprimir Correo electrónico
Unión Ciudadana
Escrito por Víctor M. Quintana S.   
Domingo 30 de Noviembre de 2014 21:48
Contra viento y marea. Contra desplegados mentirosos y provocadores a sueldo, la asamblea constitutiva de la Unión Ciudadana la tarde del viernes 28 ha sido todo un éxito.  Un auditorio municipal lleno hasta el tope, con gente parada en los pasillos y otro buen número presenciando desde la pantalla colocada afuera el evento dan testimonio de una verdad tan grande como el Cerro Grande: Chihuahua está harta de corrupción y de impunidad.
De todos los rumbos del estado se dan cita las y los ciudadanos libres: delegaciones de Juárez, de Parral, de Cuauhtémoc,  de Guerrero, de Nuevo Casas Grandes, de Buenaventura, de Delicias, Meoqui,  Rosales, Camargo y Saucillo. Quienes vienen de Jiménez habían apalabrado un autobús de Rápidos Delicias para el traslado. A última hora les avisaron que el Gobierno del Estado había rentado todas las unidades,  pero no se amilanaron y llegan a la cita ciudadana en un autobús de La Laguna.
 
La pluralidad se toca con los dedos: mucha gente sin partido, pero con mucha convicción; estudiantes, sindicalistas, campesinos, artistas, intelectuales, amas de casa, profesionistas, empresarios, maestras, activistas sociales, dirigentes y activistas del PAN, de MORENA, barzonistas. Ciudadanas y ciudadanos sin más membrete que el de la exigencia de la honestidad  y la justicia.
 
Reunión horizontal, sin presídium, sin presentación de “personalidades”, sin títulos ni curricula. Todas y todos ciudadanos. Nada más pero nada menos. La igualdad como base de la fraternidad y ambas como armas básicas para rescatar la libertad.  El ideal de la Revolución Francesa, de 1789, actualizado en el Chihuahua del 2014.
 
Aquí están presentes las mejores luchas de las mejores mujeres y hombres de esta tierra: el Comité Pro Justicia y Derechos Ciudadanos de hace 60 años; la insurgencia electoral de hace 30. Aquí están la inspiración y la sangre de Madera 65, del movimiento estudiantil de los setenta; de los movimientos campesinos, de las luchas de las comunidades indígenas; de los combates de las familias en defensa de su patrimonio, de las siempre activas mujeres chihuahuenses.
 
Las voces de todos ellos representadas en una docena de personas es lo primero que se escucha  en las y los jóvenes y estudiantes; en los empresarios, en las mujeres, en las ciudades y en el campo el clamor es el mismo: la denuncia de Jaime García Chávez contra César Duarte, Jaime Herrera y Carlos Hermosillo ha sido el detonador para activar a la sociedad chihuahuense, harta de corrupción y de autoritarismo. Ha sido el imán para atraer múltiples denuncias, todavía informales, por corrupción, desvío de recursos públicos, abuso de poder.  
 
Al denominador común del hartazgo se suma ahora la determinación indeclinable de dejar los lamentos en privado, los refunfuños de café o de sobremesa para empezar a actuar en lo público.      
Viene enseguida un espléndido video. Contrapunto de la toma de protesta de César Duarte en octubre de 2010, de su discurso inicial, de una excelente entrevista transmitida por Milenio TV en 2013, con la realidad del ejercicio de gobierno.  
 
Imágenes contundentes por el contraste entre los dichos y los hechos. Por la fuerza de los datos, como los de las inversiones en el Banco Progresa. Por la incoherencia de la divisa “El poder es para poder” y el poder ejercido dictatorialmente, sin escuchar las interpelaciones ciudadanas, ejercido en la ostentación y el despilfarro como los cumpleaños juangabrielescos o los mausoleos derrumbados por la indignación ciudadana.
 
Siguen las intervenciones del que esto escribe, Javier Corral y Francisco Barrio. Se reiteran y amplían las denuncias expresadas antes por las múltiples voces ciudadanas. El Senador ofrece datos certeros y contundentes del manejo de las adquisiciones de medicamentos y servicios en el sistema de salud, que seguramente darán pie a una nueva y muy documentada denuncia. 
 
 El ex gobernador comenta como, luego de un primer momento cauteloso ante los rumores de la corrupción del ahora titular del Ejecutivo tiene que aceptar luego las evidencias que vienen de todos lados. Insiste no se trata sólo de la cuestión de los dineros, es la podredumbre a la que se ha sometido a las instituciones, la subordinación de los poderes Legislativo y Judicial, de los organismos autónomos, es el enorme desgarramiento del tejido social propiciado por el atropello estructural al estado de derecho. 
 
La denuncia de los tres  no se detiene en los límites de Chihuahua: alcanza a la cúpula del sistema de corrupción en México: a Enrique Peña Nieto, su esposa, su Casa Blanca. Toca también a la colusión con el crimen organizado que ha disparado las violencias; al despojo de tierras, bosques, aguas y recursos minerales de las comunidades, propiciado por los gobiernos federal y estatal. A la entrega de los hidrocarburos y la energía  eléctrica. La fuerza de las denuncias es acompañada en todos los casos por el poder ciudadano que se respira en el auditorio, por el optimismo que despierta el despertar chihuahuense, por el  llamado a rescatar Chihuahua todas y todos juntos
Jaime García Chávez toma la palabra directamente luego de haber sido multicitado en casi todas las intervenciones.  Arropado por la admiración a su valor civil estructura su intervención enjundiosa, sentida, inteligente en la frase que seguramente mejor resume este movimiento: “En México para ser revolucionario basta con ser honrado”.   Hace un llamado a despersonalizar e ir más allá de su valiente denuncia, a construir la Unión Ciudadana y a confiar en que la lucha de ésta desembocará en el fin de la tiranía y el castigo a la corrupción.  
    
La corriente de energía a y fervor cívico electriza a todo el auditorio y casi electrocuta al minúsculo y torpe grupo de provocadores a sueldo que pretendió sembrar la desestabilización. Se multiplican ene veces los gritos de ¡Fuera Duarte¡ ¡Fuera Peña Nieto¡ ¡Viva la Unión Ciudadana¡
 
Para canalizar la fuerza que se desboca interviene la Dra. Olga Ponce. Expone el emplazamiento que la Unión Ciudadana plantea al Gobernador Duarte: que pida licencia a su cargo a más tardar el 15 de enero. Y propone a las tareas inmediatas a emprender: difusión de la Unión Ciudadana de manera amplia e intensa en las redes sociales, ante el silencio de muchos medios. 
 
Constitución de capítulos del movimiento en cada municipio del Estado. Involucrar a más y más ciudadanas y ciudadanos. Preparación de la resistencia y desobediencia civil. Termina pidiendo a las y los asistentes que manifiesten explícitamente su deseo de participar en este naciente movimiento: con el brazo en alto o poniéndose de pie, las centenas de mujeres y hombres libres que abarrotan el auditorio dan su asentimiento activo.
 
Así ha comenzado el movimiento chihuahuense Unión Ciudadana. Ni los desplegados, ni los silencios oficiales y oficiosos, ni las calumnias en las redes sociales, ni las amenazas de represalias, ni el frío la harán cerrarse, detenerse. En pleno otoño y a lo largo de todo el invierno, que se vaticina difícil, proseguirá esta formidable corriente de energía ciudadana que seguramente le dará a Chihuahua esa primavera que tanto se merece.
Última actualización el Viernes 24 de Abril de 2015 12:05