Oserí On Line

Jueves 18 de Diciembre de 2014
Las perversidades de Juan Sandoval PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Lydia Cacho Ribeiro   
Jueves 19 de Agosto de 2010 00:00
El cardenal Juan Sandoval Íñiguez es un intocable del poder. Lo demostró cuando fue citado por las autoridades judiciales luego de ser investigado por malversación de limosnas, lavado de dinero procedente del narcotráfico, evasión fiscal y enriquecimiento ilícito. En 2008 aseguró que nadie lo sentaría en el banquillo de los acusados y logró evadir a la justicia; no precisamente por tener buenos abogados, sino porque sabe que ninguna autoridad mexicana se atreverá a llevarlo a declarar con el apoyo de la fuerza pública, como se haría con cualquier ciudadano investigado por delitos graves. 
 
Este hombre que fue candidato papal, ha sido investigado magistralmente por la colega Sanjuana Martínez, en el libro colectivo, Los Intocables (Ed. Planeta). La periodista lo describe jugando golf o nadando en su piscina techada en su palacete de Tlaquepaque, donde recibe a políticos, líderes sindicales y empresarios que buscan, no necesariamente su bendición sino sus buenos oficios en el tráfico de influencias y manejos del poder; porque para este purpurado homófobo, misógino y de moral cuestionable, la Iglesia y el Estado están fusionados gracias a un fino tejido de intereses económicos, políticos y de dogma religioso que le permiten a él y a sus más cercanos, cometer delitos, injuriar, abusar, mentir y corromper sin ser acaso tocados por el pétalo de una rosa de la Secretaría de Gobernación y la PGR. 
 
 Ante su falta de argumentos inteligentes para expresar su oposición a los matrimonios del mismo sexo y el derecho a la adopción que confirió la Corte, este sibarita multimillonario llamó “maricones” a los homosexuales, y acusó al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard de haber “maiceado” o corrompido a las y los ministros. Ebrard le llevará a juicio. Ojalá. Necesitamos saber quién ampara a este hombre que en su ascenso económico tuvo una gran cercanía con los cárteles de Tijuana, Juárez y Sinaloa, como bien documentó el ex procurador Jorge Carpizo Mac Gregor. 
 
Sandoval, que se horroriza ante la posibilidad de que se respeten la diversidad sexual y los derechos humanos de las mujeres, fundó y opera la Casa Alberione, en calle Pemex No. 3987, colonia Vistahermosa; Tlaquepaque Jalisco. En ella oculta a sacerdotes católicos que han abusado sexualmente de niños y adolescentes. Su falso programa terapéutico argumenta que, rezando y hablando, sana a los pederastas que han hecho sufrir a miles de mexicanos. Sanjuana describe cómo la Interpol le ha investigado, pero la policía de Jalisco y la PGR temen cuestionarlo siquiera. 
 
Sandoval es, probablemente, uno de los grandes exponentes de la doble moral mexicana. Algunos testigos declararon que el cardenal pagó por su silencio en el caso Posadas. Tal vez por ello tiende a creer que si él puede cooptar a gobernadores piadosos, jueces y presidentes, cualquiera puede. Lo cierto es que Ebrard no estará solo en esta batalla.
 
 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario:

Opiniones + recientes

  • Ayer se celebró la fiesta de la Virgen de Guadalupe, quizá el ícono nacional más profundo y, de alguna manera, esperanzador. En estos tiempos en el que las instituciones están en crisis, cuestionadas y sin credibilidad, la imagen de la guadalupana es una de las pocas seguridades simbólicas que tenemos los mexicanos; es, además, un potente vínculo entre las mayorías que la aceptan, independientemente de fe y creencias, como una realidad actuante y como un lazo de identidad poderoso.
    Leer más...
  • Entre los 7 últimos muertos en Iztapalapa, la crisis de seguridad en el Ajusco[1] –distribución de droga, tala de bosques, violaciones- la continuidad de ataques de grupos armados acostumbrados a la barbarie – secuestros, quema de viviendas, enseres e incuso personas como recién ocurrió en Urique Chihuahua- o las agresiones a negocios que según la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas costó en promedio más de cincuenta mil pesos a diversos establecimientos, cifra que se incrementaría pues apenas el 12% de los afectados denunciaron; la demanda de tomar acciones en contra de la corrupción ha sido justamente una de las más fuertemente acogidas por la población en todo el país.
    Leer más...
  • Pocas frases tan inútiles, tan injustas y tan presuntuosas como el “ya supéralo”. Se le espetan siempre a una persona que atravesó o atraviesa una situación traumática, difícil, de pérdida o de duelo. Es injusta porque se le dice a alguien en cuyos zapatos no estamos, de quien ignoramos cuánto le pesa la carga que trae porque nosotros mismos no la soportamos. 
    Leer más...
  • Pocos supieron que además de periodista, dramaturgo, novelista, guionista, ensayista, académico e ingeniero civil, Vicente Leñero era también un buen dibujante. Tenía una facilidad innata para el dibujo y disfrutaba  hacer caricaturas y viñetas, como un hobby. Cada jueves solía elaborar a lápiz una viñeta, generalmente con un toque humorístico, durante la junta donde se dilucidaban con toda seriedad los temas y la portada del número semanal de Proceso. 
    Leer más...
  • El consagrante César Duarte no da una. Ahora que disertó sobre el limbo, ignora que cuatro años antes de que él se convirtiera en cacique, Benedicto XVI –al que muy pronto emulará con su retiro– eliminó la creencia en torno a esta invención teológico-metafísica. 
    Leer más...