Lula, el carismático líder servidor

Leonardo Boff - avatar Leonardo Boff17 Abr 2018 Hits:1044

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:831

Sensibilidad política

Lilia Cisneros Luján - avatar Lilia Cisneros Luján10 Abr 2018 Hits:850

¿Organizarnos?

Gustavo Esteva - avatar Gustavo Esteva10 Abr 2018 Hits:838

Nuestras cacerías de migrantes

Hermann Bellinghausen - avatar Hermann Bellinghausen10 Abr 2018 Hits:824

El presidente pasmado

John M. Ackerman - avatar John M. Ackerman10 Abr 2018 Hits:742

Solsticio de Verano PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Ernesto Camou Healy   
Domingo 21 de Junio de 2009 00:10

Es 21 de Junio, el día más largo del año. Es también el inicio oficial de la estación de verano que, para los habitantes del cálido noroeste no dice mucho, pues hemos tenido temperaturas que rondan los 40º centígrados desde mediados de la Primavera, otra entelequia para nosotros.
El verano lo hemos definido, menos por el calor agobiante que sobrepasa los límites convencionales de las estaciones definidas desde Europa, y más por el periodo de vacaciones escolares. Verano es, sobre todo para las familias locales, el tiempo en que los niños y estudiantes no van a la escuela. Decir que es cuando arrecian los calores es falso: ya sabemos que aquí el termómetro sube desde la estación anterior, y no cesa de calentar el 21 de septiembre, inicio oficial de un otoño también hipotético. Y todos tenemos algún recuerdo de navidades en las que la temperatura pasó de los 30º centígrado.

El verano es, entonces, ese lapso de ocio infantil y juvenil, en el que por unas semanas se liberan del salón de clases, de tareas, reglas y disciplina. Cuando yo era niño el primer día que no iba a la escuela tiraba los zapatos y no los volvía a utilizar hasta Septiembre, cuando debía volver, con muchísima flojera, al tedio escolar.

Ahora, con los años y la experiencia, esperamos el verano porque es una excelente ocasión para que muchachas y mujeres vistan con más ligereza y nos ofrezcan un escenario urbano agradable y sugestivo, atrayente y por demás estético.
Es tiempo de salir al atardecer, caminar por las plazas, escuchar la música de la banda y contemplar con nostalgia a chicos y chicas que intercambian miradas, sonrisas y complicidades.

Pero este 2009 el verano está iniciando de mala manera. La ciudad y el estado están, estamos, en duelo. La tragedia nos sigue conmoviendo. Y a ella se aunó el fin del periodo electoral. En Hermosillo los candidatos han sido prudentes, para todos los efectos las campañas terminaron el 5 de Junio. Pero hay aprovechados que, desde otras posiciones, luchan por lucrar políticamente con el dolor. No podemos permitirlo.

Faltan dos semanas para las elecciones. Asusta pensar que los ritmos de las investigaciones estén definidos menos por la información que se recabe, y más por los calendarios electorales. Eso sería lucrar con el dolor y las expectativas de una comunidad. Tampoco debe permitirse.

Pero llegará, infaliblemente, el domingo en que votaremos. No sabemos exactamente cómo han afectado, los terribles sucesos y las declaraciones siguientes de todo tipo de actores, legítimos unos, interesados otros, en la intención de voto. No sabemos cuánto ha prendido, en esta región, la iniciativa de anular el voto en protesta contra el sistema de partidos que parece alejado de los intereses y las inquietudes de los ciudadanos.

La idea de anular es una iniciativa ciudadana para recalcar el hartazgo con una estructura que se reparte prebendas, dietas y prerrogativas, y que luego se instala en una especie de Olimpo sexenal, a dar un espectáculo poco edificante a aquellos que los eligieron. Dicen unos que si el voto nulo es alto, puede repercutir en la pérdida de registro de alguno de los partidos pequeños cuya función es, no todos habría que señalar, vivir del presupuesto y vender su magra votación al mejor postor, como sucede con el Verde y el PRI.

No parece mala idea sacar de la jugada a algunos vividores. Pero también se alega que si es alta la anulación, quien gobierne tendrá poca legitimidad. Es cierto. Eso es lo que se pretende. Decir, con papeletas canceladas, que una porción fuerte de la ciudadanía considera necesario no aprobar el esquema de gobierno, la estructura de partidos, la forma como se reparten un pastel vedado para la mayoría.

De hecho lo que están pidiendo, con urgencia parece, es una reforma seria a la estructura del Estado, algo a lo que se negaron los gobiernos emanados del PRI y que ofreció alegremente Vicente Fox, para recular de inmediato en cuanto tuvo el poder.

El verano inició, en Sonora, con una desgracia. Seguirá con unos comicios que pueden tener un final largo, si hay empates técnicos como pasó hace seis años…
Ojalá que, al menos, llueva bien este año…

Última actualización el Domingo 21 de Junio de 2009 08:52
 

Hay que leer

Herman Bellinghausen
 
Ricardo Robles Oyarzun
 
 
Ricardo Robles Oyarzun

 

John Reed

 UN MENSAJE A LA JUVENTUD

Pablo González Casanova