Ejecutan en la plaza a madre que exigía justicia por el asesinato de su hija Imprimir
Escrito por Mirosalva Breach/ahoramismo   
Jueves 16 de Diciembre de 2010 21:40

La señora Marisela Escobedo Ortiz, quien mantenía una plantón en la Plaza Hidalgo, exigiendo justicia por el asesinato de su hija Rubí Frayde Escobedo, fue baleada esta noche a las puertas de Palacio de Gobierno, cuando un individuo le disparó en el momento en que colocaba una manta con una leyenda de protesta. Organizaciones no gubernamentales confirmaron la muerte de Marisela Escobedo, una enfermera jubilada quien se dedicó los últimos meses a exigir que el homicida de su hija fuera encarcelado.Testigos que presenciaron el ataque, indicaron a la policía que un individuo armado se acercó a la activista y le disparó directamente, huyendo del lugar sin que nadie lo detuviera.

 

El vocero de la fiscalía general del estado, Carlos González informó que la señora Escobedo Ortiz, presenta heridas que no son de gravedad y está siendo atendida en un hospital de la ciudad, en tanto que elementos del ministerio público llevan a cabo las indagatorias sobre el atentado del que fue objeto.

Extraoficialmente se manejó que la activista falleció a cusa de un disparo en la cabeza, pero la versión fue desmentida por el vocero de la fiscalía general del estado.

Luz Estela Castro, quien acompañó y asesoró jurídicamente a Marisela Escobedo, confirmó que ésta murió de un disparo que le propinaron en la cara, cuando ella se encontraba en la Plaza Hidalgo, justo a un lado de la cruz que recuerda a las mujeres asesinadas en Juárez.

"Ahora esa cruz está manchada de sangre, de la sangre de Marisela", dijo Luz Estela "Lucha" Castro, notoriamente compungida por la muerte de una mujer que caminó desde Ciudad Juárez hasta la ciudad de México en demanda de que el homicida de su hija fuera capturado.

Lucha, quien acompañó a Marisela Escobedo en todo su trayecto, afirmó que en ningún punto a donde llegó había esquemas de colaboración con la Fiscalía del Estado--o antes, con la PGJE--para capturar al asesino de su hija.

La señora Marisela Escobedo Ortiz, madre de Rubí Frayde Escobedo, una menor que fue asesinada y quemada por su pareja en Ciudad Juárez, Sergio Rafael Barraza, mantenía un activismo permanente en demanda de justicia para su hija, desde que el homicida fue liberado por tres jueces orales en mayo pasado por considerar que por técnica jurídica no podía condenar al criminal a pesar de encontrarse confeso.

El juicio fue repuesto y Barraza condenado a prisión de 50 años por un Tribunal de Casanción, sin embargo el homicida se encuentra prófugo de la justicia, luego de que se evadió en el momento en que fue liberado por el tribunal oral en mayo pasado. Apenas el 8 de diciembre pasado, Marisela Escobedo irrumpió en el Paraninfo de la Universidad Autónoma de Chihuahua para exigir justicia.

Al final, el goberandor Duarte la atendió, pero también le reclamó porque "no había dado pistas" para atrapar al homicida. "Ella no tenía por qué dar pistas, no era su trabajo", exclamó Lucha Castro.

Desde entonces la señora Escobedo se mantenía en protesta permanente. Las últimas dos semanas con un plantón en la Plaza Hidalgo, exigiendo justicia y la detención del asesino de su hija, como ya se logró detener a los responsables del secuestro y homicidio de un familiar del gobernador César Duarte.

Última actualización el Domingo 19 de Diciembre de 2010 14:00